jueves, 31 de mayo de 2012

Con la cerveza en alto

Un bar cualquiera, situado en cualquier lugar de la geografía mundial, un grupo de amigos discuten, ríen, comparten anécdotas y, sobre todo, beben. A la altura de esa quinta cerveza los sentidos se nublan y la conversación se va por derroteros que nadie se esperaba nunca. Cuando en esa ponen la canción que hace que la charla se pare de golpe. El nivel etílico hace que tu alma se separe del cuerpo y se meta en los altavoces. Sientes cada acorde, cada golpe de batería, tu nivel de inglés mejora tanto que parece que te sabes la letra entera, pero llega el momento culminante, el momento en el que todos a la vez os desgarráis la garganta. Llega el estribillo.

Gene Simmons
Según el diccionario online de la Rae, que siempre tenemos abierto cuando escribimos los artículos, por eso de parecer menos analfabetos, el estribillo es "Expresión o cláusula en verso, que se repite después de cada estrofa en algunas composiciones líricas, que a veces también empiezan con ellas". No creo que esta definición recoja todo lo que el concepto supone. Los señores académicos deberían ir a más conciertos. Ese momento en el que todos los allí reunidos sois los más amigos del mundo, aunque sean miles. Nos pasa a todos. Nos creemos que nos sabemos una canción, pero balbuceamos la letra hasta que, al final de la primera o segunda estrofa, empezamos a gritar como posesos.

En el arte del estribillo hay quien es muy dotado. En mi humilde opinión, los ochenta fueron su época, porque si coges a Kiss o Bon Jovi ves que sus canciones tienen poco más, y otros grandes como AC/DC (You shook me all night long), Queen (I want to break free) o Iron Maiden (Wasted years) también les hicieron justicia. Pero en todas las épocas hay. ¿Quién no ha levantado el puño con Smell like teen spirit?¿No tiene Let it be uno de los más bonitos de la historia?

Twisted Sister
Nadie escapa de sus garras. Piensa en un clásico del rock, de los de toda la vida, ya verás como lo tiene. Deseas que nunca se acabe. Los coreas en los conciertos, los cantas en la ducha, los recuerdas mientras trabajas. No te puedes resistir. Déjate seducir por las más dulce de las mieles. Decían los Stones en su canción, es sólo rock and roll, pero me gusta, y el rock está hecho de estribillos. Sin duda les debemos mucho.

Hoy ha tocado homenaje al estribillo. Otro día la estrofa.  ;)

Marcos



miércoles, 30 de mayo de 2012

Los elegidos


Hace dos días se hizo oficial la lista de jugadores que van a disputar la Eurocopa de este año y tratar de defender el título conseguido en la de 2008. Siempre que se conocen los nombres de esos 23 elegidos todo el mundo da su opinión, sobre todo ante las sorpresas imprevistas. Y no voy a ser yo menos.

Desde la Eurocopa de 2008 celebrada en Austria y Suiza hasta la de este año han cambiado 10 jugadores de la lista que dio Luis Aragonés, siete que cambiaron para el mundial y 3 ahora (Villa, Puyol y Capdevila). En mi opinión tres pesos importantes de la selección que han tenido que ser sustituidos por otros jugadores que deseo que cumplan tan diligentemente como sus predecesores. Procedo ahora a nombrar a estos jugadores, aun que casi todos sabemos quienes son: Casillas, Valdés, Reina, Piqué, Ramos, Albiol, Arbeloa, Jordi Alba, Juanfran y Javi Martínez; Xavi, Iniesta, Alonso, Busquets, Fábregas y Cazorla, y Pedro, Mata, Silva, Navas, Torres, Negredo y Llorente. Sobre muchos de ellos no es necesario decir mucho, porque los hemos visto habitualmente en las últimas convocatorias de la selección y sabemos la calidad que tienen y cómo juegan. Pero donde la gente se recrea y se relame para dar titulares de prensa y opiniones son en las novedades, tanto en las que están en la lista como las que quedaron fuera.

De los que llevan ya años en la selección quiero decir algo sobre David Silva: ha hecho dos campañas soberbias en el Manchester City y ha ganado galones en un equipo en claro ascenso, este año tendrá protagonismo en la selección. Los pesos pesados de la selección como Ramos, Alonso, Xavi, Iniesta y por supuesto Casillas, son prácticamente incuestionables. Jordi Alba, Javi Martínez, Pedro (ha llegado por su buen final de temporada y por el gran rendimiento con la Roja), Llorente y Mata son lo que irán cogiendo un gran importancia, ya tienen algo de experiencia y saben dar la cara por el equipo. Valdés, Reina, Busquets, Arbeloa, Cazorla, Fábregas y Navas están en esta selección por meritos propios, no digo que no haya otros mejores, pero si los hay son pocos. De estos son de los que poco se dice.

Ahora vienen las sorpresas, tanto por ser novedades como por encontrarse este año en la lista con una dudosa aceptación por parte de la afición. Empiezo por Raúl Albiol, un jugador que no ha disputado prácticamente minutos en su equipo, ya sea por baja forma o porque su entrenador no lo considere adecuado para estar por delante de otros compañeros, no creo que esté en disposición de rendir al máximo en esta competición. Para mi gusto Iraola hubiera sido mejor opción, pero su lesión condicionaba mucho su elección. Seguidamente nos encontramos con Juanfran, jugador del Atlético de Madrid reconvertido a lateral derecho por Gregorio Manzano, no lo he seguido mucho estas últimas jornadas, pero por lo que me he informado ha hecho un gran papel y creo que tiene posibilidades de jugar minutos en la Eurocopa, poca queja tengo de este seleccionado.

Los dos últimos que me quedan son especiales, las grandes sorpresas de la Eurocopa, por los que nadie daba un duro (como se dice popularmente): Álvaro Negredo y Fernando Torres. Han venido por detrimento de Adrián del Atlético y de Soldado del Valencia. Aquí es donde más sangre se ha hecho, por parte de los aficionados sobre todo. Negredo, jugador del Sevilla F.C., ha colado esta campaña 14 goles y no ha sido decisivo en prácticamente nada relacionado con su equipo, incluso Kanouté ha seguido siendo el referente del equipo andaluz. Si por goles nos guiamos, cabe destacar que Adrián ha marcado 19 y Soldado 27. El primero ha dado la talla este año, llegando al Atlético el verano pasado, considero que habría aportado más a la selección que Negredo. Se daba por seguro que Soldado sería el punta de referencia de este torneo, pero sorprendentemente Del Bosque ha decidido dejarlo fuera, pese a los buenos resultados de este jugador en Liga y en Europa. Creo que nadie se esperaba que no fuera. En cuanto a Fernando Torres, poco se puede decir, los aficionados al fútbol saben muy bien las dos campañas que lleva y el bajón físico que lleva arrastrando desde hace mucho tiempo. Si en datos nos basamos, en su primera temporada en el Chealsea (2010/2011) coló un gol y en la temporada siguiente cuatro goles en liga y dos en Champions. Un balance lamentable para un seleccionado nacional. En mi modesta opinión, cualquier jugador podría haber estado en el sitio que ocupa Torres en este momento, incluso algunos mayores que él.

Siento mucho atacar de esta manera al jugador del Chelsea, pero si queremos seguir dando miedo y creando respeto ante las selecciones rivales tenemos que llevar a los mejores. A lo mejor da la sorpresa y nos ayuda a conseguir un nuevo título, nunca dejaremos de estarle agradecido por el gol en la final de la Eurocopa 2008. No se ha equivocado mucho, según opiniones inexpertas, en los 23 seleccionados. Esperemos que todo vaya bien y volvamos hacer algo grande.

Javi (@javielnoval)

viernes, 25 de mayo de 2012

Insistencia absurda


Después de mi visita a la capital inglesa y de ver la pasión y la dedicación que está mostrando su población ante los Juegos Olímpicos que tendrán lugar en Londres, me he puesto a leer sobre el proceso de selección de la sede olímpica para las futuras ediciones, además de pensar sobre por qué una ciudad quiere ser elegida y el por qué la eligen. Y otra cosa que me inunda de dudas es que no comprendo el sobreesfuerzo que se hace para ser elegida.
                                                 
El método actual de elección de la sede de los Juegos Olímpicos, a siete años vista, es un proceso un poco peculiar y muy sencillo de entender. Las diferentes ciudades que se presentan como candidatas, voluntariamente, son sometidas a un proceso secreto de votación. Al ser secreto ahí se interrumpió mi estudio sobre el método. Quiero creer que eligen a la ciudad más idónea en cada elección, pero siempre queda la duda de si existen motivos ocultos para dar la sede a un país u otro, o a un continente o a su vecino. No voy a entrar en teorías de conspiración o pactos secretos, porque quiero creer que lo hacen a favor del deporte y es un proceso imparcial en todos sus aspectos. Pero por poner un ejemplo, leí hace un tiempo que se seleccionó China en el año 2008 para que se viera integrada en el mundo y que se abrieran sus mercados tan prometedores, a pesar de su cultura “esclavista” y explotadora de las clases sociales medias y bajas. Y ahora llegan los de Londres, que cuando fue elegida ya se sabía (aun que no lo dijeran) cómo iba a estar Europa en estos años. Aun que no quiera creérmelo, sé que los que mandan son capaces de eso y más.

La lucha entre las ciudades que aspiran a ser el centro del deporte mundial durante los días que duran los Juegos es comparable a un cuadro eliminatorio de cualquier competición. Los que han propuesto a su ciudad se desplazan a el lugar dónde se va a llevar a cabo la votación (dónde no residen en hostales, ni comen en Burger King) e intentan transmitir esa sensación al resto de la población. No quiero decir que acoger unos Juegos Olímpicos sea algo nefasto o cargado de connotaciones negativas, ni mucho menos, pero la ciudad que sea elegida debería ser capaz de hospedarlos sin problemas ni consecuencias hacia su población. Pongamos el caso de Madrid, que lleva años luchando por ello. Es cierto que queden muchos años hasta 2020, que es el año al que se aspira ahora mismo, pero ¿de verdad la economía madrileña, y más directamente la española, está capacitada para el desembolso que conlleva montar unos Juegos Olímpicos? El coste de los Juegos de Londres se estimó en dos mil millones de libras (dos mil millones y medio de euros), pero en la última estimación se ha sabido que han costado 9 mil millones de libras (once mil millones y medio de euros aproximadamente). Sabemos que es algo menos de lo que Bankia necesita para no hundir a España. ¿Queremos endeudar más al país? ¿Quién pagará ese dinero más los intereses de esa deuda? ¿No hemos tenido demasiados ejemplos de desembolsos astronómicos que luego se han quedado en saco roto? Parece ser que no aprendemos, no es el momento de especular con el futuro. España no está capacitada para hacer frente a todo lo que conlleva el inicio y el final del proceso de crear unas instalaciones dignas de ese acontecimiento. Tenemos muchas ya construidas por nuestra cultura deportiva pero habría que adecentarlas.

No es que no merezcamos unos Juegos, ya que somos un país muy ligado al deporte, pero no creo que sea el momento oportuno para estar preocupado sobre si Madrid pasa el corte en cada fase. En mi humilde opinión, haría mucho daño a la inestabilidad económica de España que Madrid fuera elegida. No somos capaces ni de mantenernos a nosotros mismos, cómo vamos hacer frente a algo así. Que los dirigentes se preocupen de lo que de verdad importa y se dejen de alardes y delirios de grandeza. Tendremos unos Juegos Olímpicos, pero cuando este país sepa salir del pozo en el que nos han metido algunos (muchos).

Javi (@javielnoval)

lunes, 21 de mayo de 2012

Orgullo huertano

Pensaba hace poco en la suerte que tenemos los que podemos disfrutar de gente que nos influencie. Gracias a ellos nos convertimos en lo que algún día seremos. No creo que nadie sea como sea por si sólo, siempre tenemos a alguien que al que ponemos de ejemplo, alguien que nos ayuda a elegir nuestro camino. Hoy me toca dedicarle este post a una de esas personas, que me ayudó a ser quien soy. Se lo debo porque el me dedicó otra entrada en su blog y aún no le he correspondido, así que hoy lo voy a arreglar. Este artículo va dedicado a mi primo Juan David Salcedo (Juanlanas para mi padre, ay mi Juan David para mi madre, el Charly en Archivel, "el que va siempre con la cámara a cuestas" para otros muchos.....). Gracias a él aprendía a apreciar grandes bandas y solistas como Celtas Cortos, Fito & Fitipaldis (antes de ser para las masas, cuando sacaron el debut A puerta cerrada), Sopa de Cabra o Els Pets.

Otro grupo que mamé de mi primo fue el que nos toca esta semana. Los murcianos M-Clan se formaron en la capital de la huerta en 1993 después de que Carlos Tarque y Ricardo Ruipérez, que se conocieron en la mili, algo bueno tenía que tener, decidieran crear una banda. Junto con Santiago Campillo, Juan Antonio Otero y Pascual Saura completaron la primera formación de El Clan de los Murciélagos, que acabó siendo M-Clan. Con sus dos primeros álbumes, Un buen momento y Coliseum, consiguieron muy buenas críticas, aunque no un éxito comercial. Con su tercer disco, Usar y tirar, saltaron a la fama con la versión de Serenade de Steven Miller Band, a la que rebautizaron como Llamando a la tierra. En este disco abandonaron sutilmente el rock de influencias sureñas que iban haciendo hasta entonces y pasaron a hacer canciones más melódicas y comerciales, pero sin abandonar su sello personal.

No se acabaron de asentar en el panorama nacional hasta su cuarto disco, el directo en acústico Sin enchufe, grabado en los estudios El Álamo en 2000 y publicado en 2001. Producido por Alejo Estível, aquí demostraron todo lo bueno que la banda tiene, desde un directo explosivo, pasando por su rock sureño bebiendo blues hasta llegar a sus temas más comerciales. Un total de ocho canciones nuevas presentaron, incluyendo Carolina, que es su canción más conocida. Se nota el cambio que he mencionado antes en los temas nuevos, pero aún así nos brindan grandísimas composiciones como Souvenir, El tren que nunca cojimos o Los periódicos de mañana. Dos grandes versiones nuevas (Maggie despierta de Rod Stewart y Todo negro de Rolling Sones) y una selección de algunos éxitos de discos anteriores como un himno indiscutible como es Quédate a dormir y Un buen momento, con la que nos recuerdan a lo que solían sonar. Un disco como la copa de un pino, sin desperdicio. Hace las delicias de oídos de distintas preferencias. Sin titubear lo colocaría en el cuadro de honor de la música española.

La posterior gira presentación trajo la mala noticia de la salida de una de las piezas fundamentales del grupo como era Santiago Campillo. Me duele decir esto, porque el grupo cuenta con una legión de seguidores fieles, pero tras la salida del guitarrista el grupo perdió la chispa. No me malinterpretéis, aún así nos han dado buenas canciones, como Mil cigarrillos, Filosofía barata o Me voy a dejar llevar y yo aún disfruto con ellos y sigo sus andanzas, pero el rock descafeinado de 40 Principales que practican ahora nada tiene que ver con el que hacían al principio, cuando aún les gustaba mostrar sus influencias. Aún así espero que nos sigan haciendo disfrutar, de su música y de su gran directo. Y por último dejo una opinión mía, por si acaso alguien quiere rebatirla, Carlos Tarque es uno de los mejores frontmans de nuestro país.



















Marcos


viernes, 18 de mayo de 2012

Agencias de "descalificación". Estafa global.


Mucho venimos hablando desde aquí de la serie de medidas que ha adoptado el nuevo Gobierno para adecuar el déficit español a los objetivos marcados desde Europa, pero poco hemos comentado por qué se considera necesario establecer esa serie de objetivos. Pues bien, la razón principal es la facilidad o dificultad para conseguir crédito, es decir, para que nos presten dinero con el que poder hacer renacer la actividad económica. Más aún, conseguir que los intereses que paga el Estado por esos préstamos sean lo más bajo posible.

Lógicamente, cuanto más solvente se considere que será un país a la hora de pagar sus préstamos más inversores querrán invertir comprándole deuda, y menos intereses tendrá que pagar. El mecanismo es muy sencillo en teoría, pero bastante más complejo a la hora de la verdad. Lo importante no es la solvencia real, sino la solvencia que parezca tener el respectivo Estado (por lo que se deben tener en cuenta muchas más características además de la solvencia real). Y en esta aparente solvencia es donde entran en funcionamiento las llamadas agencias de calificación o de rating.

Quizás sea bastante benévolo llamarlas agencias de calificación, pues su labor va mucho más allá de esto, siendo probablemente la calificación el último de sus fines. Pero vayamos por partes.
Estas empresas nacen a principios del siglo XX en EEUU como consecuencia de la necesidad de conocer la capacidad de solvencia que tenían las compañías ferroviarias por parte de los inversores. En esos inicios, eran los propios inversores que solicitaban la valoración los que pagaban a las agencias. Hoy en día sólo continúan con este modelo de negocio los pequeños organismos de calificación. Las grandes agencias (entre Standar and Poor´s, Moody´s y Fitch controlan el 90% del volumen de negocio, lo que suponen un auténtico oligopolio), por el contrario, cobran de los mismos organismos, empresas, bancos,..., a los que califican.

Es decir, un gran banco que necesita dinero emite deuda, que tiene que ser comprada por inversores. Para que los inversores sepan su grado de solvencia, el banco acude a una de estas agencias de rating para que elabore un informe acerca de la misma, pagándoles por ello. Cuanto más positiva sea la calificación, menos intereses tendrá que pagar el banco y, por tanto, más contento estará con la agencia. Es más, probablemente estará tan contento que le dará alguna suculenta propinilla y, cuando necesita otro informe, acuda a la misma agencia. En cambio, si el informe no es positivo tendrá que pagar bastantes más intereses y, lógicamente, no volverá a solicitar esos servicios. Como podéis ver, un monumento a la coherencia.

Pero sigamos un paso más allá. Estos organismos son privados, es decir, son propiedad y están dirigidos por personas que persiguen unos intereses (normalmente, ganar todo el dinero posible). En el caso de Standar and Poor´s y Moody´s sus principales accionistas son algunos de los grandes fondos de inversión, como son BlackRock, Vanguard y Capital Group. Por tanto, estas grandes agencias de rating dependen directamente y salvaguardan los intereses de estos fondos de inversión.

A su vez, estos fondos de inversión son los principales compradores de la deuda pública que emiten los distintos países. Y la solvencia de estos países, que supone pagar más intereses o menos, viene determinada por los informes elaborados por las agencias de rating. Este triángulo amoroso es el colmo de la incompatibilidad. Como he leído esta mañana, es como un árbitro que apuesta para el mismo partido que tiene que pitar. Muy honrado debe ser para que sus decisiones no se vean condicionadas y, como sabemos, la honradez no es una de las características que mejor definen a esos monstruos de hacer dinero que son los fondos de inversión.

En lo que nos atañe, BlackRock ha comprado casi 5.000 millones de euros en deuda española y Vanguard otros 2.500. Recordemos que esto de comprar deuda es como conceder un préstamo, es decir, los españoles les debemos a estos fondos 7.500 millones de euros más todos los intereses que éstos generen. Como podréis entrever, un 1% más o menos en los intereses suponen cientos de millones de ganancias para los fondos y cientos de millones más a devolver para España, es decir, para todos nosotros. No es de extrañar, entonces, que las calificaciones de los países que han venido haciendo en los últimos tiempos las agencias de rating (esas mismas que, recordemos, están controladas por organismos como BlackRock o Vanguard) hayan empeorado considerablemente.

Todavía podemos enredar más el asunto. Las agencias de rating tienen otra función. Además de calificar, también cobran incontables cantidades de dinero por asesorar a distintos organismos sobre la forma más adecuada de presentar sus cuentas para contentar a los inversores, esas mismas cuentas que después ellos mismos se encargan de calificar. Algo así como un profesor que le dice al alumno las preguntas del examen y el tema en el que buscarlas por una cantidad de dinero. Todo muy ético, ya lo observáis.

Aún podemos profundizar un poco más. Ya no es sólo que esta serie de relaciones establecidas sean totalmente incompatibles e indignantes, es que la función de calificación de estas agencias ha sido totalmente infructuosa, al menos durante los últimos tiempos. Todos hemos oído hablar de las hipotecas subprime en EEUU, que tenían un altísimo riesgo de impago y que, al ser vendidas desde el país americano a todo el mundo, desencadenó la crisis financiera de 2.008. ¿ Sabéis que calificación tenían estos activos de riesgo para las agencias de calificación? AAA, es decir, máxima solvencia. Y seguro que también todos nos acordamos del caso de Lehman Brothers, que supuso la mayor quiebra de la historia. Pocos días antes del anuncio final de su quiebra las agencias más importantes también le otorgaban calificación máxima. Lo mismo pasó con el sistema financiero islandés hasta el mismo día de su quiebra, y así infinidad de ejemplos.

Pues bien, estos mismos que fueron totalmente ineficaces para cumplir su función a la hora de establecer la solvencia de organismos y productos financieros de todo tipo son los mismos que ahora establecen si España, Grecia o la Región de Murcia será capaz de pagar a sus acreedores. No sólo siguen teniendo todo ese poder, sino que además deben ser consultados legalmente por bancos y fondos de inversión cuando estos quieren vender sus productos financieros. Sus mismos propietarios deben estar brindando en cualquier isla paradisíaca en honor a la absoluta pasividad de los distintos gobiernos occidentales.

Bien es cierto que sus dueños no son nada tontos, esto hay que reconocérselo. Todas estas agencias no están registradas como auditoras, que es la función que realizan. De ser así, deberían hacerse responsables de los errores que presenten sus informes, llegando a tener que subsanar posibles pérdidas con su propio patrimonio. En cambio, se registran como agencias de prensa, de manera que lo único que hacen es dar su opinión sobre distintos temas. Es decir, que tienen la misma validez que si yo mañana decidiera hacer un informe acerca de la solvencia de Kuala Lumpur. Los medios y el poder económico no sería el mismo, pero el grado de responsabilidad sí.

Teniendo en cuenta todo lo anterior, ¿ a quién le interesa que la economía de los países se recupere rápidamente? ¿ Qué sentido tiene que los gobiernos tomen medidas económicas para contentar a los mercados, si estos mismos se están enriqueciendo a medida que la economía de los países se hunde? Efectivamente la economía se recuperará y los países volverán a conseguir crédito de manera razonable, pero solamente cuando estos sinvergüenzas lo crean oportuno. Concretamente cuando las condiciones en las que se produzca la recuperación les siga otorgando más poder y más beneficios.

Esto no sería más que otra historia de corrupción y tráfico de influencias a las que estamos ya más que acostumbrados, de no ser por las consecuencias que supone. Porque si por culpa de la indignidad de estos tipos España tiene que pagar mucho más para conseguir crédito, las consecuencias son recortes en educación o en sanidad, lo cual nos afecta directamente a todos (a algunos de manera gravísima). Y si por la indecencia y desmesurada ambición de los propietarios de estas agencias una pequeña empresa tiene que cerrar por no poder hacer frente a sus pagos, la consecuencia es el despido de un puñado de trabajadores y, probablemente, el desahucio de alguna familia por no poder pagar su hipoteca a tiempo.

Por tanto, somos finalmente los ciudadanos los que pagamos los platos rotos de este sistema que hace mucho que no debería mantenerse en pie. Si sigue ocurriendo es porque no ha habido un Gobierno con la suficiente valentía para pararles los pies. Y si al final la solución está en la política, la palabra la tenemos los ciudadanos. Quizás es momento de dejar de pensar en ideologías o fobias y a la hora de votar hacerlo por quien se comprometa a romper la baraja de una vez por todas. En Grecia ya lo han hecho, y puede ser sólo el principio. Personalmente, me alegraría que lo fuera.

@Elfara_chico

jueves, 17 de mayo de 2012

Un final de infarto


Después de 38 jornadas de Liga, el final de ésta no ha dejado indiferente a nadie como suele pasar todos los años. Tanto a los de arriba como a los de abajo, cada uno tiene una última cosa que opinar, halagar o criticar. Siempre ocurren hechos sospechosos o cuanto menos dignos de analizar con microscopio.

Este final de temporada no ha sido una excepción, con la misma tónica de los dos primeros puestos, aunque con los puestos cambiados con respecto a la temporada anterior. Los puestos europeos no decididos hasta el último minuto de la última jornada y el descenso sólo sabiendo que el Racing de Santander ya estaba en la Liga Adelante. De los dos primeros ya sabemos todos lo que hay, desde aquí solo felicitar al Real Madrid por llegar a los 100 puntos y poco más.

En cuanto a los dos puestos de Champions restantes y a las opciones a la Europa League hay algo más que comentar. Cabe decir que el Athletic de Bilbao tenía asegurada su participación la temporada que viene ya que es finalista de la Copa del Rey y el Barcelona está en puestos Champions. En la jornada 37, la penúltima, siete equipos tenían opciones europeas: Málaga, Atlético, Mallorca, Levante, Osasuna, Athletic y Sevilla. En la última jornada el Málaga, Atlético y Levante hicieron los deberes y ahí los tenemos para el año que viene. Quiero resaltar que no todos dependían de sí mismos. En estos partidos creo que no hubo nada destacable en cuanto a pactos, chanchullos o maletines (corríjanme si me equivoco). Por lo que cada uno hizo lo que tenía que hacer, asegurarse el año que viene estar en lo alto del fútbol europeo. Mención especial al encuentro Villarreal-Atlético, en el cual el primero se jugaba el descenso y no fue capaz de ganar en casa.

Ya pasamos a la lucha en la parte baja de la tabla, donde ningún equipo se quiere ver a final de temporada, el que se encuentra allí sólo busca las combinaciones y reza a tantos dioses como conozca para que su equipo ni quede entre los tres últimos. En la jornada 37 de la temporada había cinco equipos con opciones de salvación: Granada, Villarreal, Rayo Vallecano, Real Zaragoza y Sporting de Gijón. Este último es el que menos opciones tenía de salvarse, ya que se tenía que dar una carambola con probabilidades muy bajas. Los demás equipo tenían en su mano el poder de la salvación. Siempre se especula sobre los posibles pactos entre equipos que no se juegan nada y los que si se juegan algo, este año no iba a ser menos al finalizar los partidos de la última jornada. Al Villarreal le valía con ganar al Atlético en casa, cosa que no hizo y se complicó mucho el sólo la situación. Al Real Zaragoza sólo le valía la victoria y que otros perdieran, la consiguió a domicilio ante un Getafe que pudo hacer más, pero bueno como dice mucha gente cosas del fútbol. Aunque todos los partidos se jugaran a la misma hora, los banquillos siempre están pendientes de los resultados que les interesan, por lo que en el campo del Rayo y ante el Granada se obró el milagro, un gol de Tamudo (segundo Tamudazo) en el tiempo de descuento y en fuera de juego, salvaba al equipo local y el Granda quedaba salvado por la derrota del Sporting y Villarreal.

Última jornada de infarto para muchos aficionados que se salda con la euforia de algunos y las lágrimas de otros. Así como de las posteriores quejas y trifulcas en los túneles de vestuario y en las ruedas de prensa. Siempre hay gato encerrado cuando no eres el quipo que se ha salvado. Pero al final si haces tus deberes durante la temporada, estoy casi convencido de que jugarás la última jornada sin un equipo de reanimación cerca por si las moscas. Aún así no quisiera que esto cambiase, le quitaría algo de especial a este deporte, para lo poco de bueno que le queda.

Javi (@javielnoval)

lunes, 14 de mayo de 2012

Sabe a sangre

Hoy repetimos con la sección de discos clásicos, pero esta vez no retrocedemos tanto como la semana pasada y nos quedamos a principios de los noventa, con uno que cumple tan sólo 20 añitos. Siempre he tenido la duda de cuándo un disco se pasa a considerar clásico. pero sin duda hay discos que desde la primera escucha se les ve venir. Seguro que los primeros que escucharon Vulgar display of power, pensaron que tenían entre manos algo especial. No se explicarlo, pero es una sensación casi mística que te dice que un disco ha entrado en tu cabeza para quedarse y, aunque sea nuevo, sabes que dentro de veinte años algún idiota como yo hablará de él, porque tiene el sabor de un clásico de los sesenta. Cuando encuentras un disco de estos, acabas de encontrar un tesoro, hasta te sientes testigo de la historia.

A mediados de los ochenta, en el corazón de Texas, el guitarrista Dimebag Darrel y su hermano, el batería Vinnie Paul decidieron formar una banda que demostrara el amor que le tenían a la música de los 70 y al glam-rock en particular. A ellos se les unirían el bajista Rex Brown y el vocalista Terry Glaze, para completar la primera formación de Pantera. Hasta aquí todo bien, pero entonces empezó una época en la historia del grupo que no todo el mundo conoce. Lo curioso es que los tres primeros discos fueron orientados al glam-rock, no al metal que les hizo famosos. Si a alguien le pica la curiosidad que los escuche, Metal magic, Projetcs in the jungle y I am the night. No estoy en posición de meterme con nadie, pero joder, que cosa más fea. Bueno, lo importante es que después de que despidieran a Glaze por blando y metieran al gran Phil Anselmo la cosa cambió. Con influencias del thrash metal inventaron un sonido denso y extremo. Tras un pequeño avance con Power metal, publicaron Cowboys from hell, primer clásico de la banda.

Así llegamos a Vulgar display of power, el que nos toca hoy. El disco es como la portada, un puñetazo en la cara, pero cuando pasa te das cuenta que te gusta el sabor de la sangre. Tan extremo como delicioso. Una muestra de virtuosismo en cada canción, desde los endiablados ritmos de batería, las guitarras chillonas y la voz gutural. Todo encaja a la perfección. Desde frenéticos desparrames como Fucking hostile y Rise a ritmos más pausados como Walk o This love, que muestra lo gran vocalista que Anselmo puede llegar a ser. Sin duda gente ruda, como en el sur de USA.

Tras eso llegaron discos tan notables como Far beyond driven, The great southem trendkill, donde el sonido se volvió aún más duro, y Reinventing the steel. Todos piezas indispensables dentro del metal. Tras su disolución en 2003 y el asesinato de Dimebag Darrel en 2004 la trayectoria de la banda llegó a su fin. Hay que ser muy necio para no apreciar a estos sureños. No encontrarás alegres melodías, y más que sentirte feliz saldrás de tu casa con ganas de partirle la cara a alguien. Pero la sensación es agradable, os lo prometo.

Marcos

viernes, 11 de mayo de 2012

Preguntas sin respuesta

Debido a mi desplazamiento a Alemania con el objetivo de verificar el milagro económico acontecido en el país germano de la mano de la todopoderosa Angelita (además de disfrutar unos días de mi bueno amigo Javi) esta semana el artículo no tendrá la estructura habitual de noticia-análisis-comentario. Más que nada porque no tengo tiempo, portátil, ni ganas. En cambio, aprovecho el tranquilo vuelo que me están brindando nuestros amigos de Ryanair (estos si que hacen verdaderos milagros, como permitirme viajar de Manchester a Bremen por 8 libras ida y vuelta) para formular una serie de preguntas a las que no pretendo dar respuesta. A vosotros seguro que se os ocurren unas cuantas a raíz de cada cuestión.

Sin más dilación, tras las turbulencias de rigor que me han colocado los santísimos a la altura de la nuez (qué queréis que os diga, aún no me quedo tranquilo dentro de estas toneladas de chatarra sobrevolando el cielo), comienzo la tanda de preguntas hasta que me interrumpa el aterrizaje.

1) Empezando fuerte, ¿ cumplirá nuestro presidente al menos un par de sus promesas electorales?
2) Un paso más allá, ¿ le pedirá en algún momento responsabilidad la sociedad española por su chulería y mentiras?
3) ¿ Entrará Urdangarín a prisión? ¿ Será siquiera declarado culpable?
4) ¿ Sería Felipe González y Alfonso Guerra, como decían hace no mucho en Intereconomía, los principales cabecillas del intento de golpe de estado del 23-F?
5) Ese mismo día, ¿por qué lardaría tanto nuestra Majestad en hacer una declaración pública contra el golpe? ¿ Estaría cazando rinocerontes en Kenia?
6) El autodisparo en la pierna de Froilán, ¿será un paso más que reafirme la veracidad de la teoría de Darwin sobre supervivencia del más fuerte?
7) ¿ Por qué cojones me siento siempre en la ventana más cercana al ala? ¿ Acaso no he comprobado ya lo nervioso que me pone la flexibilidad de la misma?
8) ¿ Todavía hay alguien que crea que los recortes en educación y sanidad tienen algo que ver con el objetivo de déficit?
9) Es más, ¿ alguien piensa aún que estrangulando la economía de esta manera se van a crear puestos de trabajo o vamos a tener crecimiento?
10) ¿ Se habrá dado cuenta de esto el nuevo presidente francés, el señor Hollande? ¿Intentará hacer algo para remediarlo? ¿ Le dejarán Merkel y Cia?
11) Comprobado que la mayoría de políticos son simple peleles, ¿ quienes son los que manejan el cotarro en realidad? ¿ Dónde viven? ¿ Cómo disfrutan de la riqueza que siguen acumulando a costa del sufrimiento de millones de personas?
12) A todo esto, ¿ algo nuevo en la calle Ferraz?
13) ¿ Surgirá en España un partido de izquierdas que aglutine el desencanto de muchos ciudadanos con el PSOE? ¿ Será este IU? ¿ Desbancará a los socialistas, como ha ocurrido en Grecia, como principal partido progresista?
14) Y siguiendo con las elecciones griegas, ¿ es posible que entre al Parlamento español un grupo neonazi como allí o siguen muy a gustito dentro del PP?
15) ¿ Sabíais que encima de la perpetua oscuridad del cielo mancuniano se esconde, a no mucha distancia, otro cielo luminoso y azul?
16) Ya que no ha tenido efecto sobre los mercados, ¿ conseguirá la confianza que inspira nuestros presidente en nuestros vecinos europeos que Pastora Soler gane Eurovisión?
17) ¿ No seria mejor, en lugar de reducir medios y plantilla en RTVE, dejar de acudir y financiar un certamen como éste?
18) Cuando el Gobierno se haga efectivamente con el control de RTVE, ¿ será igual de indignante ver ésta que Telemadrid o Canal 9?
19) ¿ La xenofobia de la derecha española es ideario moral o simplemente táctica electoral? ¿ Qué es peor?
20) ¿ Debe ser noticia que un presidente estadounidense del partido Demócrata esté a favor del matrimonio homosexual? ¿ Estamos aún en ese punto?
21) ¿ Alguien ha pensado en expropiarle a la Iglesia todos los bienes que ha inmatriculado como propios sin serlo? ¿ De que paguen la contribución ya ni hablamos, verdad?
22) Señores de Ryanair, de verdad, ¿ piensan que me voy a comer alguno de sus bocadillos de mierda por 6 libras?
23) A ustedes de nuevo, señor de Ryanair, si quieren recortar costes ¿ no es más efectivo ahorrarse el dinero de todos esos chalecos salvavidas que no sirven para nada y darme 5 cm. más de espacio en el asiento.
24) El ministro de Hacienda, el señor Montoro ¿ es así realmente? ¿ No, verdad?
25) Y Luis de Guindos, ministro de Economía, ¿ no ahorró durante su etapa como máximo responsable de Lehman Brothers en España y Portugal lo suficiente para comprarse un botecito de gomina? ¿ Generan confianza los caracolillos de su pelo alborotado?
26) ¿ Habiais contemplado algo más ridículo que la huida de Rajoy ante los periodistas? ¿ Las disculpas públicas del Rey, quizás?
27) ¿ Alguna vez se vivirá en España con la misma pasión las decisiones que afectan a nuestro futuro que un partido de fútbol?
28) ¿ Dónde quería Ramos tirar el penalty? ¿ DÓNDE COJONES QUERÍA EL TONTO DE RAMOS TIRAR EL JODIDIO PENALTY?
29) ¿ Sabéis que Manchester y las Islas Canarias comparten uso horario? ¿ Sois capaces de encontrar algún parecido más?
30) Señor guiri, ¿ es necesario que duerma usted en el avión apoyando su pesada cabeza sobre mi hombro?
31) ¿ Os dais cuenta que la musiquilla de victoria que ponéis cuando vuestros aviones aterrizan dice muy poco en vuestro favor, señores de Ryanair?
32) ¿ Por qué los españoles aplauden cuando el avión aterriza sin problemas? ¿ Qué esperan que pase?
33) ¿ Por qué no lo hacen los alemanes? ¿ Tiene esto relación con lo que Rajoy llama confianza?

miércoles, 9 de mayo de 2012

Una cura de humildad

Orgullosos de tener la mejor liga del mundo, presumidos de ser aficionados de los dos mejores equipos del planeta, avariciosos a la hora de fichar a jugadores… todo esto y más es lo que piensa y opina la gran mayoría de los aficionados al fútbol en España.

Esta temporada que ya agoniza, la 2011/2012, nos ha demostrado otra vez la diferencia que existe entre el Real Madrid y el Barcelona, y los demás equipos que compiten en la Liga. Una cuestión de presupuesto, muy beneficiados los dos primeros con los derechos de televisión, y un poquito de historia (hay equipos con tanta historia como estos dos pero por desgracia no han tenido la misma suerte). Estos “mega equipos” que han arrasado con todos los rivales, récords y demás estadísticas históricas, nos daban a entender que no tenían rival en todo el mundo, salvo ellos mismos cuando se enfrentaban. En la competición nacional arrasaban y en la continental pocos estaban a su altura, por no decir ninguno. La final soñada por aficionados de uno y otro equipo se estaba fraguando de una manera casi perfecta. Los medios de comunicación vendieron una final histórica un poco antes de que sucediera realmente, y nosotros como tontos que no tienen pensamiento propio nos lo íbamos creyendo y le dimos bola. Más aún cuando estos gigantes quedaron emparejados con rivales en cuadros diferentes y sólo se podían ver las caras en la final. ¡Ya está, nos vemos en la final de Munich! Los astros alineados y nosotros discutiendo sobre cómo se iban a desarrollar esos 90 minutos.

La Champions League de este año fue perdiendo equipos de renombre y tanto el Madrid como el Barça vieron el camino allanado hasta la ciudad alemana donde se disputaría la final. La Décima tan cerca y el “Pep team” a sumar otro trofeo a su época dorada. Se iban sucediendo las fases eliminatorias y se sufría menos de lo esperado, para lo que se había visto otros años. Y llegaron las semifinales para ambos bandos: Bayern de Munich (anfitrión de la final) y Chealsea (un rival que siempre le ha costado al Barcelona). Pero ¿qué miedo podía haber?, éramos intocables: una pegada asombrosa, potencia física, juego de ensueño… cualidades que nos permitían seguir soñando con el 19 de mayo de 2012. Y de repente todos despertamos de golpe, bueno de golpe no, en 180 minutos en los que toda esa superioridad quedó mermada por los rivales considerados más débiles. El Barça eliminado en el Camp Nou (el día de mi cumpleaños para joder un poco) y el Real Madrid tras una tanda de penaltis dolorosa (el mundo sabe que Casillas hizo lo que pudo, como siempre) en su casa. Se acabó.

Muchos se consolaron porque el eterno rival tampoco había pasado, tontos los llamo a esos (me incluyo). Si tu equipo no ha sido capaz de cumplir con las expectativas no le liberes de culpa y te centres en otra desgracia. No quiero decir que no merecieran llegar a la final, son dos enormes equipos que están marcando una época en cuanto a rivalidad y a resultados, pero si fue una cura de humildad para todos: medios de comunicación, directivos, aficionados, etc.

Cuando se había parado el mundo por la gran desgracia ocurrida en esas dos semifinales que no se olvidarán en tiempo, nadie se acordaba de que teníamos tres equipos de nuestra liga en la competición de la Europa League, hermana menor e infravalorada de la Champions. Valencia, Atlético de Madrid y Athletic de Bilbao estaban luchando por un puesto en la final de Bucarest, cuando no optaban al título de liga y con puestos europeos casi asegurados. Pues bien, la final esperada no se cumplió pero a cambio los equipos considerados de rango inferior a los titanes nacionales nos han permitido seguir siendo el centro del fútbol mundial. Han desbancado en su camino a rivales fuertes y con más renombre europeo que ellos, no se han dedicado a vender humo hasta que no habían encendido el fuego. Han hecho lo que tenía que hacer: centrarse en su objetivo.

Me alegro por los amigos que tengo que son aficionados a estos dos equipos que se van a jugar un título europeo y me alegro de que estos dos equipos hayan llegado a esa final. Muchos dirán que no tiene comparación con la final de la Champions, que es un título menor. Pero a esos yo les digo que firmaría ahora mismo haber disfrutado de una semifinal que me llevara a esa final de segundo plato. Estuve mientras un amigo sufría en los minutos finales del partido y vi su cara de satisfacción cuando el árbitro pitó en final del partido. Los equipos que no aspiraban a nada le han robado el protagonismo a la final de la Champions, por lo menos en España. La prensa ha empezado a dejarnos conocer a esos equipos mejor que antes, hace unos meses no hubieran vendido periódicos. Enhorabuena a ambos, a las dos aficiones y al golpe que han dado en la mesa los equipos que no juegan en la liga del Barcelona y el Madrid. Gracias por enseñarnos un poco, lástima que solo pueda ganar uno.


Javi (@javielnoval)

martes, 8 de mayo de 2012

La creación de un concepto

En 1969, si de rock estamos hablando, estaba casi todo por descubrir. Imagino la cara de sorpresa de los todavía impresionables oídos de la gente por aquellos días cuando escucharan este experimento. Hasta aquel día The Who habían tenido éxito con unos cuantos singles como I cant explainThe kids are alright, Substitute o el himno atemporal My generation, pero, aunque son canciones impresionantes, muestran influencias claramente identificables como Los Kinks. No fue hasta Tommy donde demostraron que su rol en la música era inventar. A la banda se le conocía más por sus enérgicas apariciones en directo, que fueron aún mejores si cabe después de la publicación de este disco, el cual tocaban de cabo a rabo.

Explicaré de que va la cosa. Este disco acuñó el término "ópera rock", que describe un conjunto de canciones que cuentan una historia o hablan sobre un mismo concepto. Musicalmente el disco va más allá, acercándose a la estructura de una obra clásica, donde se repiten los motivos (See me, feel me o Tommy can you hear me? o Listening to you) durante todo el disco, en diferentes momentos, cuando la historia lo exige. Incluye una obertura que incluso tiene arreglos de viento. Se oyen melodías pop exquisitas, rhythm and blues, hard rock, así como numerosos coros, teclados, una base rítmica magistral, todo mezclado un una impecable producción. Fue compuesto casi en su totalidad por el guitarrista Pete Townshend, colaborando con un par de temas el bajista John Entwistle (para los profanos, el grupo se completaba con Roger Daltrey como vocalista y Keith Moon como batería). Un despliegue de medios inigualable para la época, y dio sus frutos, ya que el disco hace las delicias de todo oyente que se atreva.

Townshend es el de delante,
detrás de izq a drch
Moon, Entwistle y Daltrey
En el aspecto musical el disco no tiene ni una pega. En cuanto a la historia que relata, es un claro ejemplo que en los sesenta se abusaba mucho de las drogas. Como dice Berto Romero, a un tío de los sesenta le pones Callejeros y se cree que está viendo Saber Vivir. El disco cuenta la vida de un niño, Tommy, que no se sabe por qué (luego en la película, porque esto tuvo película, se aclara) se queda sordo, ciego y mudo. Su subconsciente se le revela como un tío alto con túnica que transforma todas sus sensaciones en música (Amazing journey), sus padres se preocupan mucho porque no sabe rezar ni que ha llegado la navidad (Christmas) pero su primo, que es un matón del colegio, se dedica a hacerle putadas (Cousin Kevin) y su tio, alcohólico y pedófilo, lo viola (Fiddle about).Para curarlo sus padres lo llevan a una curandera que le da LSD para que flipe (Acid Queen), pero no da resultado. La inflexión en la historia llega cuando se dan cuenta que, aunque es sordo, ciego y mudo, es el mejor jugando a las máquinas de pinball, llegando a derrotar al vigente campeón (Pinball wizard). A partir de ahí se convierte en una figura mesiánica. Sus padres no cejan en su empeño de curarlo y encuentran un doctor, que diagnostica que lo suyo es psicosomático y que no puede hacer nada por él (Go to the mirror!). El caso es que su madre rompe un espejo y lo espabila (Smash the mirror). Una vez que el muchacho ve, oye y habla, toma consciencia de su condición de estrella mediática, por lo que se convierte en una especie de dictador, organiza una especie de parque temático para los seguidores de su culto y obliga a estos a jugar al pinball con los oidos, los ojos y la boca tapados, por lo que se enfadan, se revelan y le dan una paliza (We're not gonna take it). A raíz de esto, Tommy sufre una nueva iluminación que lo vuelve humilde otra vez (See me, Feel me) y el disco se acaba. Si señor. Con dos cojones. ¿Drogas yo? A  mi que me registren. Con este disco alcanzaron la fama y les hizo pasar a la historia como uno de los mejores grupos de rock de todos los tiempos.

Pues si, esto es lo que se llevaba en los sesenta. Si añadimos que ese mismo año The Beatles publicaron Abbey road a muchos nos gustaría haber estado. Tommy es un disco que asombra desde la primera escucha, y aconsejo escucharlo entero, que es como mejor se aprecia todo su contenido. Hubo también una adaptación al cine, con el propio Roger Daltrey como Tommy y los demás componentes del grupo haciendo papeles secundarios. La película es infumable, pero las canciones están transformadas y merece la pena echarle un vistazo. En ella participan Eric Clapton, Tina Turner, Elton John y Jack Nicholson entre otros. No quiero meterme con el bueno de Pete, gracias a su mente perturbada disfrutamos de esta y de otras muchas joyas del rock, pero el día que se le ocurrió la historia el agua que estaba bebiendo estaba turbia seguro.

Marcos




viernes, 4 de mayo de 2012

Un sistema electoral manifiestamente mejorable


Dejando de lado por una semana la actualidad económica, social y política (pues empieza a abrumar y a saturar a partes iguales), me gustaría hoy analizar, comparar, comentar y, si es posible, obtener alguna conclusión interesante acerca de nuestro sistema electoral.

Los objetivos que se pretendieron alcanzar con la realización de la ley electoral fueron la proporcionalidad y la representatividad. Proporcionalidad, en lo que se refiere a que los diputados elegidos reflejen lo más fielmente posible lo que los ciudadanos han votado. Y representatividad, entendiendo por esto que elegimos a las personas que nos van a representar por nuestra provincia (por si alguien aún no lo sabe, excepto que lo hagamos en Madrid, no podemos votar ni por Rajoy ni por Zapatero).

Para lograrlo se estableció un sistema de representación proporcionalidad, dividido en circunscripciones electorales que coinciden con las provincias (más Ceuta y Melilla). En cada provincia, como sabemos, entran en juego un número determinado de escaños en relación con la población de la misma. El reparto de los escaños por partido se elabora a través de la ley d´Hont, que no vamos a explicar en este artículo pues, a diferencia de lo que se suele divulgar, no provoca grandes diferencias.

Lo que hace que la proporcionalidad que se pretendía quede en realidad en saca roto es, sobre todo, la existencia de las circunscripciones. De hecho, como podemos ver en el siguiente cuadro, si las últimas elecciones se hubiesen elaborado con circunscripción única el resultado para algunos partidos hubiera sido radicalmente diferente.



Observamos que los partidos que se favorecen principalmente son los mayoritarios , PP y PSOE, sobre todo el primero de ellos. Esta gran diferencia entre ambos es nueva, pues en elecciones anteriores prácticamente se beneficiaban igual del sistema, y esto marca una nueva tendencia que los socialistas deberán tener en cuenta. En el lado opuesto, los más desfavorecidos son IU y UPyD. Tanto es así que, mientras a UPyD cada diputado le “costó” 230.000 votos, el PP sólo necesitó 58.000 y Amaiur poco más de 47.000. Por tanto, estamos hablando de un sistema totalmente desproporcional.

María González, cabeza de lista del Psoe en la Región de
Murcia en las elecciones generales de 2011.
La defensa de la existencia de estas circunscripciones se centra en el segundo objetivo del que hablábamos, la representatividad. Se presupone que los votantes, al elegir entre políticos que se presentan directamente por su provincia, van a tener un mayor conocimiento de éstos. A su vez, se dice que estos políticos conocerán mejor los problemas e inquietudes de los ciudadanos a los que representan. Lo segundo tiene poco sentido, pues la mayoría de políticos dejaron de estar conectados con los problemas reales hace mucho tiempo. Y lo primero es una quimera total, los españoles votamos un partido o un líder político, no una lista electoral que se presenta por nuestra provincia. Estoy seguro que pocos paisanos conocen los diputados que han sido elegidos por Murcia en las últimas elecciones, o cuáles eran los números uno en las listas de PP y PSOE para la Región.  ¿Os suenan los nombres de María González, Pilar Barreiro o Pedro Saura? Seguramente no, así que para qué hablar de partidos minoritarios.

Por tanto, esto refleja la ineficacia del sistema, que no cumple con ninguno de los objetivos que pretendía cubrir cuando se elaboró. ¿ Es nuestro sistema electoral el peor de entre los países occidentales? No a mi parecer, ahora veremos alguno bastante peor. ¿ Es mejorable? Radicalmente, pero no existe voluntad política para hacerlo. Para hacernos una idea de en qué punto nos encontramos, he querido compararlo con los de países como Gran Bretaña, EEUU, Francia y Alemania.

Empecemos por el sistema británico, donde los 650 diputados son elegido por cada uno de los distritos electorales en los que se divide el territorio. Esto se traduce en que cada distrito, de aproximadamente 70.000 personas, elige un único representante por mayoría simple. ¿ Lado positivo? Los políticos de cada zona, al luchar de forma directa por el voto, deberán conocer mucho mejor la situación de la región, dando así sentido al objetivo de representatividad. ¿ Parte negativa? La proporcionalidad se manda directamente a la basura, al igual que los votos que consigan todos aquellos que no son elegidos. Es decir, si en una región el diputado ganador ha obtenido un 25% de los votos, el otro 75% no sirve absolutamente para nada, lo que hace que prevalezca el “voto útil” y los partidos minoritarios se vean totalmente desfavorecidos.

Hollande y Sarkozy, cadidatos a Presidente de la
República Francesa.
Un paso adelante en esta línea lo marca el sistema electoral francés que, igual que los británicos, opta por las circunscripciones uninominales a la hora de formar la Asamblea Nacional. En efecto, los 577 diputados son elegidos en el mismo número de distritos, con la particularidad de efectuarse una segunda vuelta si ninguno obtiene mayoría absoluta. A esta segunda vuelta sólo se presentan los candidatos que obtuvieron más del 12.5% de los votos en la primera, por lo que los votantes de partidos minoritarios eliminados no ven su voto inutilizado totalmente. A pesar de que corrige en parte la desproporcionalidad británica, siguen existiendo partidos muy desfavorecidos, sobre todos aquellos que tienen el voto fragmentado geográficamente.

Otro particularidad del sistema francés es que elige presidente en elecciones independientes a las de la Asamblea, de manera que se puede producir un fenómeno de cohabitación, es decir, que el presidente pertenezca a un partido político y la mayoría de la Asamblea a otro. Esto, que ya ha ocurrido varias veces (como cuando la derecha fue mayoría en el Parlamento siendo presidente el socialista Miterrand o años después, siendo Chiraq presidente con los socialistas al frente de la Asamblea) no ha supuesto ninguna catástrofe política. Unos y otros antepusieron los intereses del país a los propios, lo cual habla muy bien de la calidad del sistema político francés. Imaginad por un momento el mismo caso en España. Mejor ni pensarlo...

El mismo problema de cohabitación se puede presentar en Estados Unidos, donde también son independientes las elecciones a presidente y al Congreso. Los congresistas son renovados cada dos años en elecciones uninominales, eligiéndose de nuevo un único representante para cada distrito electoral. Donde difiere bastante el sistema norteamericano del francés es en la elección del presidente. Nuestros vecinos, hacen una primera votación a nivel nacional, sin circunscripciones, donde se presentan todos los candidatos. En caso de no conseguir ninguno de ellos mayoría absoluta, se pasa a una segunda vuelta donde sólo concurren los dos más votados en la primera.

En cambio, los yanquis eligen presidente de manera “especial”. En cada Estado se reparten unos “escaños” (no diputados, pues no tienen potestad legislativa, sólo valen para elegir presidente) según población, de manera que al candidato con más votos en cada Estado se le conceden todos los “escaños” en juego. Es decir, aunque la diferencia entre ambos candidatos sean de unas decenas de votos, el que obtenga mayor número de sufragios es el vencedor absoluto en ese Estado. El mejor ejemplo lo pudimos observar en las elecciones de 2000, donde por un puñado de votos (irregularidades aparte) George W. Bush ganó a Al Gore en el estado de Florida. Esto supuso que el republicano fuera nombrado presidente de EEUU a pesar de tener menos votos en el total del país que el demócrata. Cosas de los estadounidenses.

Finalizaré este repaso con el sistema electoral que más me convence, el alemán. En las elecciones germanas, los ciudadanos tienen dos votos. Uno de ellos tiene carácter estatal, y es el que marca de manera proporcional el número de diputados que cada partido tendrá en el Congreso. El segundo es de carácter regional, siendo elegido un único candidato por cada una de las 299 regiones en las que se divide electoralmente el país. Pueden ocurrir tres casos:

  • Que un partido obtenga por el segundo voto más diputados de los que le corresponden con el reparto proporcional. En este caso, conserva todos los escaños conseguidos, suponiendo esto un mayor número de diputados en el Parlamento.
  • Que coincidan los diputados obtenidos por ambas votaciones. Lógicamente, ese será el número de escaños que obtenga el partido.
  • Que le correspondan por el recuento proporcional más parlamentarios de los obtenidos por el segundo voto. En este caso se añaden diputados de la lista nacional.

Los detractores de un sistema proporcional como este aluden a la fragmentación que se produciría en el Congreso, lo que haría harto complicado los acuerdos para la toma de decisiones, por la existencia de gran número de partidos minoritarios. Para evitar esto, el sistema alemán establece dos condiciones para entrar al reparto de diputados: haber obtenido al menos un 5% de votos a nivel nacional o ganar en un mínimo de 3 distritos electorales.

En resumen, viendo los pros y contras que presentan los distintos sistemas electorales tampoco podemos echarnos las manos a la cabeza. Lo que está claro es que el nuestro es totalmente mejorable. En mi opinión, alguna fórmula parecida a la alemana cubriría en gran medida los objetivos de proporcionalidad y representatividad buscados. El motivo principal por el que es poco viable una reforma de nuestro sistema es que el actual favorece claramente a los dos principales partidos. Y un mayor número de escaños no sólo supone más poder a la hora de tomar decisiones en el Congreso, sino también más dinero para el partido. Quizás el problema esté en que son los propios políticos los que toman decisiones que les atañen a ellos mismos, como son la ley electoral, las pensiones vitalicias, la ley de incompatibilidades o el sueldo que perciben.

Acabo con una pregunta, ¿ no sería más lógico que decisiones como éstas fueran tomadas por órganos independientes o por referéndum popular?


jueves, 3 de mayo de 2012

Otro hijo del viento


¿Cómo te mentalizas para ganar si tu rival directo se llama Usain Bolt? ¿qué te motiva para luchar por la medalla de oro en los Juegos Olímpicos contra el hombre más rápido de la historia?. Estas son dos preguntas que se puede estar haciendo Christophe Lemaitre, un atleta que disputará los 100 y 200 metros, además de los relevos de 4x100 metros.

Antes de nada estudiemos un poco a este corredor francés. A los 15 años su profesor de educación física se da cuenta de la velocidad de este chico mientras le realizaba una prueba de 150 metros. Los años anteriores a centrarse en el atletismo el joven Lemaitre practicaba rugby, fútbol y balonmano. No mostrando interés en el atletismo, como muchos adolescentes de este mundo. A partir de ese momento un entrenamiento intensivo y un amor hacia la competición contra otros muchachos iban a convertir a este francés en el hombre de raza blanca más rápido de todos los tiempos, bajando de los 10 segundos en los 100 metros, concretamente 9.98 segundos en los campeonatos de Valence (Francia). Se convertía así en un claro competidor para los grandes reyes de la velocidad, cierto es que no se puede competir contra los 9.58 segundos de Bolt conseguidos en Berlín, pero es historia del deporte. Este chico se ha encontrado con un superhombre que no puede ser vencido, a no ser que cometa algún fallo como ya sabemos. Pero dentro de las limitaciones genéticas para esa explosividad necesaria para conseguir esos registros, es algo admirable lo que este chico ha logrado. A pesar de ello ha conseguido bajar de los 10 segundos en varias ocasiones, algo más en lo que es el único que lograrlo.
video


Quedar segundo en la final de los 100 metros lisos de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 sería una hazaña inolvidable. Para ello Christophe está entrenando sus puntos más débiles, como explicó en una entrevista. La velocidad de reacción es una cualidad que se puede entrenar, pero muy difícilmente mejorable, aún así se está esforzando para no perder muchas décimas de segundo en ese punto. En lo que más está trabajando, junto con su equipo de preparadores, es en la puesta en acción (los 30 primeros metros) mediante la mejora de la técnica y de la musculatura. Y ya queda el factor de motivación, con menos capacidad de mejora, pero que tiene un peso importante. Y por qué no, pensar que Usain “Flash” Bolt cometa su conocido error en la salida, y así optar al oro.

No quiero que se malinterprete, no es que quiera que Bolt no gane, estaría encantado de ver otro espectáculo de los suyos y a ser posible que baje de los 9.5 segundos. Pero otro momento histórico sería que este chico le arrebate el trono a los jamaicanos, y sobre todo a los estadounidenses. La prueba reina del atletismo este año será seguida por millones de personas, yo entre ellos, y  deseo sinceramente que acabe con algo histórico: que Usain destroce el cronometro o que Lemaitre suba a lo más alto del podio. Esto último es pura ciencia-ficción, porque no sólo existe Bolt en el Olimpo de la velocidad, tendrá que luchar contra otras ocho máquinas, cosa que no es nada fácil.

Disfrutemos de estos Juegos, de todos sus participantes, eliminatorias, finales y records mundiales que se puedan superar. Cada cuatro años tenemos la oportunidad de disfrutar de los mejores atletas del mundo compitiendo por un trozo de metal (y bastantes euros), consiguiendo así desviar la atención de otros deportes como el fútbol, baloncesto, etc. y después de este escrito espero que todos veáis esa final, a la que espero que llegue este chico y no me deje mal.

Javi (@javielnoval)