lunes, 30 de abril de 2012

Lo que me voy a perder

Como cada lunes me dispongo a hablar de música, y hoy voy a hablar de la mejor, de la que emana de casi sesenta instrumentos bien afinados (no siempre), por la gracia de casi sesenta talentosos (que no siempre sobrios) músicos totalmente entregados (.....) por el arte y por la fiesta (por esto último sobre todo). Hablo de la Agrupación Musical Caravaca de la Cruz, de la cual estoy orgulloso de formar parte. Esta semana desfilarán con gran esplendor por las calles de su pueblo en las fiestas patronales. Cualquier caravaqueño de pro aprovecharía la ocasión para promocionar las fiestas, declaradas de interés turístico internacional, que son el orgullo del pueblo, el cual se vuelca en ellas y pone todo su corazón en estos cinco días. Gran trabajo de organización el que se lleva a cabo, por el que mucha gente merece honores por ello. Pero yo hoy paso de eso, hoy voy a hablar de esta gran banda, una de las cosas que hacen tan grandes dichos festejos.

Podría hablar de sus comienzos, de cuando en 1857 Alfonso García vuelve a Caravaca después de estudiar en el conservatorio de Madrid y compra el instrumental necesario para formar una banda, o como luego el Marqués de San Mamés hace venir a Raimundo Rodríguez Rodríguez desde La Coruña para formar una banda que acompañara a la cofradía de los "blancos" y como luego el ayuntamiento las uniría creando una banda municipal. De todo eso podría hablar, pero mucho ha cambiado la cosa para que estos hechos tengan relevancia. Actualmente la banda de Caravaca la forman una corte de individuos tan excepcionales que muchas veces me cuesta describirlos, pero los quiero como familia y si algo echo de menos aquí estando tan lejos son las grandes tertulias después de los ensayos. Estos individuos pueden dar una impresión equivocada si no los conoces, pero ahí están algunas grabaciones como Las danzas guerreras del príncipe Igor, Escenas gitanas Camino real para probar su condición de buenos músicos.

Hacen bien los que dicen que no me puedo quejar. Estoy aquí por propia voluntad, nadie me ha obligado a exiliarme y, aunque sabía que llegaban estas fechas, no he hecho nada por ir. Tienen razón, pero no por eso la nostalgia se atenúa. Cada baile al que he faltado me han dolido en el alma, aparte del cosquilleo en los dedos, que se notan muy inactivos para las fechas en las que estamos. Porque no me he acordado tanto del pueblo y de la fiesta en si, como de mi charanga y de mi gente, que en la práctica es lo mismo. Su música ha hecho las delicias de todos los festeros, de eso puedo estar seguro. Los Saltacekias siempre cumplen y hay que estar a kilómetros de distancia para saber lo que se pueden llegar a echar de menos.

Os pido varias cosas, queridos amigos. Disfrutad estas fiestas como si de las últimas se tratasen. Que la quintada se de mejor que nunca, que en la cuesta haya el mejor ambiente nunca visto y que La Pastora lleguen los primeros, que la pecera del Alhambra no de abasto el día tres, que levantéis los pitos lo más alto que podáis durante el desfile del día cuatro (soplad como si os tuviese que escuchar desde aquí) y que el día cinco la traca os pille con ganas de no beber hasta fin de año, que será síntoma de unas fiestas inigualables. Por último os pido que os acordéis un poco de mi, aunque sea un solo momento, porque yo estaré pensando en vosotros durante los cinco días que esto dure. A la Banda de Caravaca y a la Charanga Saltacekias, no se si artículo o declaración de amor, pero por vosotros va. Nos vemos pronto.

Marcos


viernes, 27 de abril de 2012

Han perdido la razón, vergüenza nunca tuvieron


Dejémonos de hipocresía, de lenguaje neoliberal y de explicaciones inverosímiles. Olvidemos el objetivo de déficit, la prima de riesgo y la madre que parió a ambas (no me refiero a la Merkel). Nada de esto es lo que está motivando al nuevo Gobierno a cargarse de un plumazo los bienes más preciados que poseemos los españoles, educación y sanidad pública, universal y de calidad (no gratuita, como muchos se empeñan en afirmar, por supuesto).

Estos, los gurús que ahora nos dirigen, encabezados por el “desaparecido”, se mueven sólo por ideología o por interés, no sabría decir qué es peor. Les importa muy poco que la tasa de paro esté a años luz de comenzar a reducirse, que hayamos entrado de nuevo en recesión (con una contracción del 0,7% en el último trimestre), o que el número de españoles bajo el umbral de la pobreza esté avanzando de forma insostenible. Para ser honestos, creo que ni siquiera esto es lo más grave de la situación que vamos a vivir en España.

A riesgo de ser pesado hoy no tengo más remedio que analizar y comentar las medidas que se aprobaron el pasado viernes en el Consejo de Ministros con respecto a sanidad y educación. No sé si conseguirán el objetivo oficial de reducir 10.000 millones, realmente lo dudo mucho. El objetivo real, que no es otro que destrozar estos servicios públicos, lo van a lograr sin lugar a dudas. Lo vengo comentando las últimas semanas, y quizás sea una reflexión demasiado irracional, pero lo que éstos quieren me parece muy simple: que estudie y que vaya al médico el que pueda pagárselo. Les jode estar en las listas de espera en el mismo sitio que el albañil o el panadero, o que sus hijos estudien en la misma universidad que el hijo del pescador o del agricultor.

Siendo más racional, las reformas anunciadas suponen un deterioro brutal de la sanidad y, sobre todo, de la educación. Los tiempos en los que cualquiera podíamos acudir a la Universidad y teníamos cobertura ante la enfermedad que fuera se han acabado, tan simple como eso. Explicar este expolio culpando a la “herencia recibida” será válido para los lectores de la Razón o los espectadores de Intereconomía, pero no es más que una burda excusa que seguirán utilizando hasta que se lo hayan llevado todo por delante.

Empecemos por las medidas respecto a Sanidad:
  • Lo primero que anunció la ministra sonaba bien (a pesar de parecer estar hablando de ingeniería aeronáutica, porque ni ella misma era capaz de entender lo que estaba leyendo. No es de extrañar, teniendo en cuenta que no se percató del Jaguar que descansaba en su garaje). Incentivar el uso de genéricos; adecuar el número de dosis recetadas a la enfermedad correspondiente; compra centralizada de productos, en lugar de por Comunidades; y la aprobación de una cartera común de servicios sanitarios. No lancéis las campanas al vuelo, hay trampa. Dijo incentivar el uso de genéricos, pero han aprobado la posibilidad de recetar medicamentos “de marca” si el principio activo es el mismo. Es decir, un pequeño regalito para las grandes multinacionales, aunque suba el coste de las medicinas. Pero ¿ el objetivo de todo esto no era reducir costes?

    Con la compra centralizada y la cartera común, lo que se pretende en realidad es controlar desde el Gobierno central los servicios que se ofrecen a todos los ciudadanos, cortando así las alas a posibles Comunidades con ganas de garantizar gran cantidad de servicios para todos, pongamos el caso de Andalucía. Irán reduciendo estos servicios hasta cubrir sólo los más básicos, si acaso, de manera que la mayoría de la sociedad se verá incentivada a contratar una mutua. ¿ Siguiente paso? Establecer deducciones fiscales a favor de la sanidad privada, de manera que la pública quedará únicamente para las personas sin fondos, como una especie de beneficencia. Tiempo al tiempo.

  • Después anunció que los parados sin prestación no pagarán por los medicamentos, lo cual aplaudo. Pero también es necesario decir que en Andalucía los parados sin prestación dejaron de pagar por los medicamentos hace bastante tiempo, por lo que las Comunidades gobernadas por la derecha ya podían haber aprobado esta medida.

  • A cambio, los pensionistas van a empezar a pagar. Decía la ministra que sólo el 10%, con un máximo de 8€ o 18€ mensuales para bajas y altas pensiones, respectivamente. El hecho es que la pensión mínima no contributiva es de 357€ mensuales y sólo se les devolverá la cantidad que sobrepase los 8€ a partir de los 6 meses. Las pensiones mínimas de viudedad no superan los 470€, y se encontrarán con el mismo problema. No cabe duda de que supondrá una gran complicación económica para casos como estos, de manera que tendrán que pensárselo mucho a la hora de comprar según que tipo de medicamentos. Ni más ni menos, esto es lo que pretende nuestro Gobierno.

  • Los trabajadores con rentas mayores a 100.000€ pagarán el 60% de los medicamentos, en lugar del 40% anterior. Los que no lleguen a esas cifras pagarán el 50% o el 40% según tengan rentas altas o bajas, en palabras de la ministra. Lo que entiende ésta por renta baja o algo no lo sabemos, pero mejor ni imaginarlo.

  • Todo lo anterior son medidas coyunturales, que pueden tener más o menos repercusión en la sociedad. En algunos casos, repercusiones muy graves. Pero lo realmente preocupante de la reforma de la sanidad es que deja de ser universal. Tan duro como suena, ya no todo el mundo tiene garantizada la asistencia sanitaria gratuita. Se pasa de un sistema donde el simple hecho de ser ciudadano te aseguraba la asistencia, a uno donde se relaciona cobertura sanitaria con cotización a la Seguridad Social. Se utiliza como excusa el tremendo gasto sanitario que supone la cobertura del “turismo sanitario” y de inmigrantes ilegales, sin intentar esconder en ningún momento el argumento populista y xenófobo. Nos preguntábamos muchos por qué en España no surgía un partido de extrema derecha, y la respuesta está clara: existe, logró mayoría absoluta en las últimas elecciones y nos gobierna desde entonces.

  • Esta medida también deja en el limbo la situación de los mayores de 26 años que nunca hayan cotizado. Ya no pueden ser beneficiarios y sólo podrían recibir la tarjeta sanitaria si se declaran como “sin recursos”, lo cual no siempre es fácil de demostrar. Como comentaba anteriormente, una vez que la sanidad ha dejado de ser universal, será nuestros dirigentes los que determinen quién sí y quién no. Ahora son los inmigrantes ilegales, mañana todos los extranjeros, y pasado los enfermos crónicos, que nos salen muy caros. Este sinsentido no ha hecho más que empezar, queda esperar cuando nos tocará a nosotros.

El ministro de Educación y Cultura, el señor Wert, tendrá muchas cosas malas, pero se le ve venir de lejos. Es un facha (con todas las connotaciones negativas posibles) de los pies a la cabeza, no cree en la Educación pública y no le gusta que todo el mundo pueda acceder a una beca. Y no se molesta en negar nada de esto, sino que lo ratifica con cada medida que toma. Ya en los presupuestos generales le dio un palo tremendo a la enseñanza, reduciendo un 30% el gasto en su ministerio, un 60% el gasto universitario y en 160 millones la partidas para becas. Ahora pega otro hachazo sin disimulo, y anunció al mismo tiempo que esto es sólo el principio, pues seguirá reformando todo lo reformable. De momento, nos tenemos que conformar con lo aprobado el pasado viernes:

  • Se incrementa un 20% el ratio alumno/aula en toda la enseñanza obligatoria. Esto supone, como es lógico, un empeoramiento de la calidad de la enseñanza. En tiempos donde todos los informes internacionales nos colocan en la cola en este asunto, seguimos tirando piedras contra nuestro propio tejado. Al mismo tiempo, implica la reducción del profesorado, lo que contribuye también de manera efectiva al principal objetivo del Gobierno, disminuir el número de parados.

  • Y si se trata de reducir profesorado, que mejor que aumentar las horas lectivas de éstos y no cubrir las bajas que no superen las dos semanas de duración. A todos mis amigos que están en lista para hacer sustituciones o esperan impacientes la convocatoria de oposiciones seguro que les encanta esta noticia. Lo mejor de todo, la argumentación del ministro: “cubrir bajas para 3 días era un jaleo de papeleo administrativo”. ¡Olé!

  • Si ya estas medidas son totalmente reprochables, en lo que respecta a educación universitaria el ministro se soltó la melena. Según varios estudios, el coste medio de un alumno universitario por curso académico es de 6.000€, y se viene pagando como media 1.000€/curso, es decir, el 15%. Esto no le gusta al señor Wert, pues piensa, según sus propias palabras, que es como otorgarle una beca a cada alumno por el 85% restante del coste. Así que se ha puesto manos a la obra: en la primera matrícula, en lugar de costear el 15% el alumno se pagará el 25%, 1.500€; en la segunda matrícula, el 40%, 2.400€; en la tercera matrícula, el 70%, 4.200€; y en las sucesivas, el coste total, 6.000€. Tiene lógica el aumento del coste para asignaturas repetidas, pero esto es simplemente una fechoría. Existen asignaturas de una dificultad importante, sobre todo si nos fijamos en carreras técnicas como Ingenierías. Y existen circunstancias personales que pueden hacer a un alumno perder un curso entero, conozco casos.

    Además, se entra en un círculo vicioso de difícil salida. Pongamos un ejemplo: persona con no excesivos recursos que no recibe beca por la reducción de éstas en los últimos presupuestos; tiene que compaginar los estudios con un trabajo de fines de semana para poder costearselos, sobre todo después del aumentos de más del 50% de las tasas; como consecuencia del trabajo, no tiene disponibilidad completa para estudiar, de manera que suspende alguna asignatura; esto le supone un coste mucho mayor de la siguiente matrícula, de manera que no es suficiente con el trabajo de fín de semana, y debe buscar algo a media jornada, lo cual le reduce enormemente el tiempo de estudio; más asignaturas suspensas, con lo que el coste de la tercera matrícula le resulta totalmente inaccesible, con el resultado de abandono de los estudios. Triste pero real, esto va a pasar.

  • Por último, para no aburrir más, otra cucharada de xenofobia y populismo que se lanza desde el Consejo de Ministros: los alumnos extranjeros no europeos tendrán que pagar el coste total de sus estudios, es decir, alrededor de 6.000€ por curso académico.

Por tanto, sin darnos apenas cuenta, ya se ha rebasado la línea roja de educación y sanidad para todos, sin distinción. Lo que venga a partir de ahora, no lo sabemos, pero sinceramente no espero que den marcha atrás, todo lo contrario. Como decía antes, esconder estas decisiones con el disfraz de la crisis y la reducción del déficit no es nada más que una nueva mentira. Esto es sólo ideología e interés. Ideología, porque nunca les ha gustado la igualdad entre ciudadanos que suponía la sanidad y la educación pública y universal. E interés, porque es un paso de gigante en la labor que vienen desarrollando en favor de la privatización de estos servicios.

Y acabo este artículo, escuchando la rueda de prensa sobre el Consejo de Ministros de esta mañana. La omnipresente Soraya, escoltada por los ministros de Economía y de Trabajo. Empiezo a temblar porque, aunque siempre pensé que no tenían vergüenza, ahora sé también que han perdido la razón.

@Elfara_chico

miércoles, 25 de abril de 2012

Cuando se nos escapó de las manos

Después de esta semana movidita para los aficionados culés, voy a dar mi opinión sobre lo ocurrido el sábado y un poco de lo relacionado con la eliminación de la Champions. Ha sido un palo gordo, y más aún con lo cerca que estábamos de volver a ganar aún más títulos.

Durante todo el día del sábado los aficionados de uno y otro equipo empezaban a ponerse nerviosos por lo que estaba en juego. Los merengues porque jugaban en un campo en el que no habían ganado en los últimos cuatro años y que podían quedarse a un solo punto del F.C. Barcelona. Y los culés por seguir luchando por una temporada en la que aspirábamos a todo. Se dice que los aficionados al Barça son más pesimistas que otros, y eso es verdad, yo lo siento así en muchos partidos importantes. No os confundáis con la “falsa modestia” que algunos han bautizado al discurso de los directivos, cuerpo técnico y jugadores. No la considero así. Pero aún así, el jugar en nuestro campo da una confianza un poco mayor.

Todos confiábamos en que se siguiera la tónica de los demás clásicos jugados en el Camp Nou, pero ya con la alineación inicial del Barcelona nos quedamos algo sorprendidos. ¿Por qué no estaban Cesc, Alexis y Piqué en ella? En mi modesta opinión, si te estás jugando la Liga y tienes un equipo que ha ganado en su campo siempre a este rival debes poner toda la carne en el asador. Sabíamos que la vuelta de la eliminatoria de Champions iba a ser complicada, pero un equipo como el Barcelona tiene que ir a por todas. Estoy totalmente de acuerdo con dar minutos y confianza a las jóvenes promesas de nuestro equipo, pero hay partidos y partidos. Había una oportunidad de oro de meter más presión al eterno rival, no soy quién para juzgar la decisión del entrenador que nos ha dado tantos títulos, pero creo que la inmensa mayoría se quedó igual de estupefacto que yo al ver en el banquillo a ciertos jugadores.

Entre la alineación, la poca fortuna y que por primera vez pude ver a un Real Madrid que estaba jugando a lo que sabe jugar, sin miedo y sin encerrarse, el Barça se vió en una situación que en los últimos años no se había visto, sin saber por donde entrar al área rival, sin ver el último pase que los defensas no se esperan, etc. No le voy a quitar mérito al equipo rival, porque tuvo mucho, pero estoy convencido que ese partido se podría haber ganado repitiendo alineaciones de otros Clásicos. Es cierto que Messi no estuvo a su nivel, ni mucho menos, pero con Cesc y Alexis en el campo “la pulga” se siente más liberado y despliega todo su repertorio. El Madrid jugó a su juego y el Barcelona tendría que haber hecho lo mismo, cuando salieron Cesc y Alexis la cosa cambió un poco, pero aún así el Madrid ya le tenía cogida la medida al equipo local. Ahí de verdad se tiró la liga por la borda, una verdadera pena porque hubiera sido un buen final de temporada, estaréis de acuerdo.

A mis amigos madridistas les digo: su equipo jugó muy bien, supo contrarrestar la posesión abusiva del Barcelona y con sus armas hizo mucho daño a la defensa local. Enhorabuena por esa victoria, de verdad. Sé que la disfrutasteis. Siento si me ha quedado muy culé esta pequeña reflexión.

Fue un mazazo gordo para equipo y aficionados, ambos nos volvimos a unir para el partido contra el Chealsea, pero esta vez sí, la mala suerte (4 palos y un penalty fallado) y un Drogba inconmensurable nos apearon de otra final (el día de mi 25 cumpleaños). Creo que Piqué es necesario en la defensa, pero por desgracia tuvo que abandonar el campo antes de tiempo. Hay que hacer los deberes en el partido de ida, siempre lo he dicho.

No discuto a mi equipo ni a mi entrenador, pero creo que este último ha fallado en el planteamiento de dos partidos muy importantes. Sigo pensando que debe continuar como manager de este equipo, es necesario para todo el grupo. Sé que todos mis amigos que apoyan al mismo equipo que yo piensan lo mismo y les dolió exactamente igual que a mí. El año que viene seguiremos dando el coñazo y disfrutando de la mejor época del F.C. Barcelona.

Javi (@javielnoval)

lunes, 23 de abril de 2012

Esos locos mancunianos

Esta semana nos toca hablar de otro grupo desaparecido que vuelve a reunirse. Últimamente sólo hablo de reuniones o separaciones. ¿Que cuándo voy a escribir sobre un grupo nuevo? Todo se andará, de momento no apretéis mucho, que estoy cobrando el paro. Como iba diciendo, hoy le toca el turno a The Stone Roses, grupo originario de Manchester y uno de los abanderados del sonido madchester, que analizaremos con más detalle en próximas entregas. Mención especial en este artículo se merece mi gran amigo Iván (@irivera10) que me sugirió que hablara de ellos y me recomendó encarecidamente este disco.

El grupo fue formado a principios de los años ochenta por el cantante Ian Brown y el guitarrista John Squire. No fueron muy prolíficos, ya que después de varios singles, por los cuales se dieron a conocer, en 1989 publican su debut The Stones Roses y no fue hasta cinco años después cuando publicaron su continuación, Second coming. Tras esto, el grupo se resquebraja por las fuertes discusiones internas y se acaba disolviendo en 1996. Esto da paso a sus carreras en solitario. Dos discos que dieron para conseguir su estatus de banda de culto. El año pasado anunciaron su vuelta, con gira y disco aseguran, de momento son cabezas de cartel para el FIB 2012, así que quien quiera que se de una vuelta.

Ian Brown y John Squire
Desde luego Second coming merece la pena escucharlo. A veces criticado por ser demasiado dispar, las canciones mezclan melodías beatlelianas en Ten storey love song, Your star will shine o How do you sleep, psicodelia con toques funk en Daybreak o Begging you, y se atreven a jugar con el hard rock en Driving south y en la fantástica Breaking into heaven, una introducción de 11 minutos que abre el disco presagiando que algo fabuloso está a punto de suceder. En mi humilde opinión, reina por encima de todas la espectacular Tears, un himno que está entre lo mejor que servidor ha escuchado, incluyendo un espectacular solo de guitarra. Todo esto se entremezcla con una maestría sin igual, y en ningún momento parecen desencajar los temas.

Tendremos que esperar para ver en lo que queda la reunión, pero recemos para que no quede en un intento de lucrarse, como ocurre muchas veces. Si de verdad sacan disco nuevo esperemos que esté a la altura de su, aunque escasa, impecable discografía. Brown ha tenido una magnífica carrera como solista, y el bajista Gary Mounfield ha formado parte de Primal Scream desde la separación del grupo, así que nada hace sospechar un afán recaudatorio en todo esto. Además es una oportunidad de oro para verlos en directo interpretando esta gran cantidad de joyas musicales.

Marcos


viernes, 20 de abril de 2012

El que no entienda, que se calle


Poco han tardado en subirse otra vez al altar a lanzar las mismas proclamas que hace 60 años. En realidad, nunca dejaron de hacerlo, pues ni siquiera los gobiernos de izquierda tuvieron lo que hay que tener para callarles la boca y dejarles claro cuál es su lugar, pero me da la sensación que ahora se sienten más impunes que nunca. Por ello, tenemos que soportar ver por la cadena pública (esa misma que, perteneciendo a un país laico, tendría que televisar actos de todas las religiones que se profesen en el país o, mejor aún, de ninguna) como el obispo de Alcalá se suelta la melena y declara lo que podéis escuchar a continuación.  



Efectivamente, dice el señor obispo que “los homosexuales, para comprobar su condición, se corrompen o se prostituyen, o van a clubes de hombres nocturnos. Encontrarán el infierno”. Los gays y lesbianas que conozco, señor obispo, no se han corrompido ni han acudido a clubes nocturnos para comprobar su condición. Y, por supuesto, no se han prostituido. Seguramente sí encuentren el infierno, pues mejor estarán allí que en el cielo que usted predica. Para comprobar su condición no les hizo falta más que enamorarse o sentirse atraídos por alguien de su mismo sexo. Lo que me resulta más curioso es saber de dónde saca usted tanta información acerca de la vida privada de los gays, pues parece que conoce bien de lo que habla. Pero, lógicamente, no le juzgaré por eso, que los obispos también se merecen una noche loca de cuando en cuando.

En cambio, he de juzgarle por lo que significan sus palabras. Desgraciadamente, aún muchas personas les toman a ustedes los dirigentes católicos como referente morales, y con esos valores católicos educan a sus hijos. Por tanto, lo que provocarán sus palabras será que muchos de los fieles que acuden a escucharle piensen (o sigan pensando) que los homosexuales son seres indeseables, con una categoría moral inferior, pobres enfermos que necesitan ayuda para poder curarse, u cualquier otro exabrupto de los que suelen lanzar desde los altares. Y esos hijos que escuchen a sus padres descalificar a los homosexuales irán al colegio, e insultarán a su vez al compañero gay o la compañera lesbiana.

Pero este no es el mayor problema con el que nos podemos encontrar. En España, aún estando muy alejados de la igualdad total entre heterosexuales y homosexuales, la situación es mucho mejor que en otros países. Sin ir más lejos, el mes pasado en Chile, unos neonazis torturaron y asesinaron a un joven de 24 años por el simple hecho de ser gay. Así de duro. Hablamos de Chile, uno de los países más avanzados de Sudamérica, no estamos hablando de ningún país islámico donde la homosexualidad sigue estando condenada con la pena de muerte. Y no hablamos de cuatro locos que matan al primero que pasa, hablamos de cuatro hijos de puta que matan a un chico porque creen que es un pervertido, un indecente. Sin ninguna intención de relacionar los actos, declaraciones como la del obispo no hacen más que contribuir a que parte de la población tenga esa clase de pensamientos homófobos.

Sin embargo, no quiero centrarme hoy en hechos puntuales tan desagradables, sino denunciar desde aquí la falta de normalidad que aún en pleno año 2012 siguen teniendo que sufrir los colectivos de gays, lesbianas y transexuales. A pesar de que, como decía antes, la situación legal que se encuentran en España es prácticamente equiparable a la de los heterosexuales, no es esto lo común en todos los países desarrollados, ni tampoco esta igualdad legal se refleja en la sociedad española.

Podemos ver el grado de igualdad legal entre homosexuales y heterosexuales contemplando este par de gráficos.


En el mapa de arriba, los países coloreados en azul oscuro representan aquellos donde esta aprobado el matrimonio homosexual; en azul claro, aquellos donde existen las uniones civiles entres parejas del mismo sexo (no matrimonio); y en gris, los países donde no se permiten las uniones legales de este tipo. En rojo y naranja encontramos los países donde la homosexualidad está penada, pero no perderemos el tiempo ni en analizarlo.

Me resulta totalmente decepcionante que sólo esté aprobado el matrimonio de parejas del mismo sexo en España, Portugal, Países Bajos, Islandia, Suecia, Noruega, Canadá, Argentina y Sudáfrica. Otros países que fueron pioneros en la consecución de libertados sociales como Reino Unido, Francia o Alemania únicamente contemplan las uniones civiles (parejas de hecho). Pero más indignante aún es que países como Italia, Estados Unidos (casi todos sus estados), Grecia o la mayoría de países del Este, no permitan ningún tipo de unión entre personas del mismo sexo. Simplemente lamentable.

Vamos un paso más allá contemplando el siguiente gráfico, donde en color morado aparecen los países en los que la adopción de niños por parte de parejas homosexuales está aprobada, y en verde los países en los que uno de los miembros de la pareja puede adoptar al hijo del otro miembro. En el resto de países no hay ninguna posibilidad de adopción conjunta.



La imagen lo dice todo, en poco más de una decena de países de todo el mundo existe alguna posibilidad de adopción por parte de parejas homosexuales. Vemos que en Europa sólo se contempla esta alternativa en España, Países Bajos, Reino Unido y península escandinava. Una vergüenza de tamaño sideral, aunque por una vez los españoles podemos orgullecernos de estar en el lado de las libertades (no hace falta recordar quién aprobó estas leyes sobre matrimonio y adopción, y quiénes tiene puesto un recurso en su contra en el Tribunal Constitucional).

Los discursos en contra de la adopción giran desde el incoherente e incierto “hacen falta las figuras paterna y materna, ambas imprescindibles” hasta el patético, insultante e irrisorio “si los padres son maricones, el hijo saldrá también maricón”. Aunque no sería necesario, pues el sentido común habla por sí mismo, en escasas ocasiones existe un consenso tan amplio en cualquier tema de las ciencias sociales: todos los estudios independientes realizados durante 25 años avalan la conveniencia de la adopción por parte de parejas homosexuales.

Y si en el ámbito legal los obstáculos son patentes, en el social más aún. Según distintas encuestas, sólo en Países Bajos y en Suecia más de la mitad de la población está a favor de este tipo de adopción. En España o Alemania, sólo 4 de cada 10 habitantes lo aprueban. En Francia o Reino Unido no llegan a un tercio, y en Italia ni una cuarta parte.

Estos datos muestran gráficamente que vivimos todavía en una sociedad conservadora, temerosa a la evolución, intransigente ante lo que no entiende. Vivimos en una sociedad en la que palabras despreciables como las del obispo de Alcalá no sólo son totalmente impunes, sino que se retransmiten en la televisión pública. Una sociedad donde los que no tienen el valor suficiente para “salir del armario” son los primero en utilizar la palabra maricón en tono despectivo; donde ningún futbolista ha sido capaz de decir soy gay, y habrá habido mas de uno. Donde se permite que un periodista (de Intereconomía, por cierto) pida que se retire de la Sanidad Pública las operaciones de cambio de sexo “porque los españoles no tenemos que pagar las perversiones de nadie”.

Y, como he dicho antes, en este tema parece que los españoles damos algún síntoma de madurez. En otros países desarrollados, la situación es mucho peor, y los colectivos de gays, lesbianas y transexuales sufren discriminación, rechazo o agresiones de cualquier tipo. Muy mal tienen que estar las cosas para que en pleno siglo XXI se juzgue aún en la sociedad occidental a las personas por su orientación sexual.
Por eso me resulta despreciable cuando escucho a alguien hablar desde la ignorancia, con desprecio, de forma insultante o intentando hacer motivo de mofa acerca de este tema. Ante estas situaciones, la única respuesta puede ser callarles la boca, lo mismo que alguien debería haber hecho con el señor obispo.

@Elfara_chico

jueves, 19 de abril de 2012

Cuando el público tiene razón



Atenas 2004, los Juegos Olímpicos volvían a la región donde nacieron miles de años atrás. Hubo una expectación especial debido a que eran los primeros del nuevo milenio, tanto para los deportistas como para los aficionados. De entre todos los eventos, competiciones y vencedores me gustaría destacar lo ocurrido en la final de gimnasia en la modalidad de barra y que tuvo como protagonista a Alekséi Nemov y al público que se encontraba en el pabellón ese día.

Nemov, nacido en 1976, es un gimnasta retirado ganador de varias medallas olímpicas: cuatro oros, dos platas y seis bronces. Un gran deportista querido por rivales y por aficionados, con una gran personalidad que le hizo ganarse a la gente. Tanto es así que en el año de su retirada y coincidiendo con los Juegos Olímpicos de Atenas, antes mencionados, sucedió un hecho que cambiaría el sistema de puntuación de los ejercicios de gimnasia para siempre.

Pongámonos en situación: un gimnasta muy querido en su mundillo decide retirarse el año de las Olimpiadas de 2004 y para ello tiene en mente realizar un ejercicio muy complicado en la modalidad de barra. Hasta ese momento la puntuación que se daba en base únicamente a la realización del ejercicio, incluidos los fallos y el aterrizaje. Esta decisión basada en una única nota y tomada por cada juez ya provocaba cierto descontento en los aficionados, entrenadores y competidores. Y en lo Juegos de 2004 los jueces fueron duramente criticados por las puntuaciones dadas, parecía que se fijaban más en el nombre, reputación y procedencia del deportista que en la dificultad y el ejercicio realizado. Pues bien llegó el turno de Alekséi, se le vio muy tranquilo antes de subirse a la barra y durante la ejecución del ejercicio, con mucha más dificultad de realización que el de todos sus rivales, sólo cometió algún que otro fallo no muy grave y una caída no limpia, pero tampoco de las peores que se han visto. El público enloqueció por el ejercicio elegido a su edad y para cerrar su participación en unos Juegos Olímpicos. Pero los jueces no estaban de acuerdo con ello y decidieron darle en suma un 9.725 que no le permitía entrar en el podio. Es entonces cuando se inicia un abucheo que va de menos a más por parte de los asistentes al pabellón, muy prolongado y sonoro que provoca que los jueces se replanteen la situación y modifiquen su puntuación. La nueva nota es de 9.762, que tampoco le servía para entrar en el podio, no consiguió aplacar a un público cada vez más enfadado con la actuación de los jueces de turno. No fue hasta que el propio Alekséi subió a la tarima de competición y pidiera calma y respeto para el siguiente competidor, que la multitud se tranquilizó.
video

Con este escándalo y alguno más que se produjeron en el año 2004, los organismos dirigentes de los distintos deportes en los que era requerida la decisión de jueces en la puntuación de un deportista, decidieron cambiar de sistema. Este nuevo método, aplicado en 2006, consistía en: una primera nota basada en la “dificultad” del ejercicio realizado y la segunda en base a la “ejecución, composición y arte”. Los jueces puntúan de 0 a 10 cada ejercicio y la nota más baja y la más alta se eliminan; sumándose las cuatro centrales y haciendo la media. Aún con este método ha resultado imposible el eliminar la desconfianza del público, e incluso de los competidores, hacia los jueces.

El cómo se cambió el sistema de puntuación de este deporte a uno algo más justo lo descubrí hace relativamente poco tiempo y gracias a mi amigo Rubén. Lo que más me impactó fue que el público se diera cuenta antes que los jueces, personas “entendidas” de sus respectivos deportes, de que el ejercicio realizado por Nemov se merecía algo más de consideración, pese a su mala caída. Por el valor de jugársela en unos Juegos Olímpicos y salir por la puerta grande, pese a tener posibilidades de caer en desgracia y no conseguir ejecutar el ejercicio cómo él hubiera querido. Pero consiguió algo más importante aún, cambió algo que no se había puesto en tela de juicio desde hacía muchos años. Un pequeño homenaje a grandes deportistas, éste no será el último.

Javi (@javielnoval)

lunes, 16 de abril de 2012

Hasta aquí hemos llegado

Debe ser fantástico ser un músico talentoso. Y si además se te reconoce pues apaga y vámonos. A veces, en el mundo del arte en general y la música en particular, surge algún rey Midas que nos sorprende a cada paso que da con joyas de calidad suprema. Hace poco he leído declaraciones de uno de ellos, el británico Daron Albarn, y he llegado a la conclusión de que además de un gran músico los tiene bien puestos.

Para quien no conozca a este londinense de 44 años (nada más y nada menos, y eso que aún no es de los viejos del rock) diré que formó en 1989 una de las bandas definitivas del rock británico. Junto a su amigo de la infancia y excepcional guitarrista Graham Coxon, el bajista Alex James y el batería Dave Rowntree mantuvo bien alto el nombre del rock británico durante la época donde el grunge reinaba en los charts. Estoy hablando por supuesto de Blur. Su álbum de debut, Leisure, mostraba grandes influencias de la psicodelia, consiguiendo canciones pop-rock que reinventaban, a la vez que elevaban, la música inglesa. Con Modern life is rubbish consiguen abrirse paso al mainstream, pero no es hasta que publican su disco más rompedor, Parklife, cuando consiguen llegar al número 1 en las listas del Reino Unido, que no en Estados Unidos, donde nunca lograrían brillar como lo hicieron en su país. Con Country house, el primer single extraído de su cuarto álbum, The great scape, consiguen desbancar a Roll with it de Oasis del puesto número 1 de la lista de singles, otorgándoles una rivalidad por parte del público, algo que ninguna de las dos bandas desmintió. Tras otros dos álbumes más, Blur y 13, Coxon decide irse. El resto de la banda continúa sin él, pasando el propio Albarn a ocupar el rol de guitarrista, a parte de cantante. Con esta formación graban Think tank, que acerca al grupo a los sonidos más electrónicos, pero que no tuvo la repercusión de los anteriores. Tras este disco la banda cesa su actividad, dedicándose cada componente a otros menesteres.

El segundo proyecto en orden de importancia de Albarn se llama Gorillaz, una banda virtual que en 2001 publicó un grandísimo disco homónimo. El proyecto surgió como una colaboración entre Daron y el dibujante Jamie Hewlett. La cosa consistía en que Albarn se ocupaba de la parte musical y Hewlett de dibujar los distintos personajes que se suponían eran los integrantes de la banda, dotándolos de un pasado y una personalidad a cada uno. Además, se ocupaba de los videoclips. Tras el éxito de su álbum debut, publicaron Demon days en 2005, que alcanzó el doble platino en Estados Unidos gracias a singles como Dirty Harry o Feel good Inc. Plastic beach, lanzado en 2010, cuenta con colaboraciones de gente tan notable como los ex-miembros de The Clash Mick Jones y Paul Simonon, Lou Red, Snoop Dogg, De La Soul, etc.

¿Por qué os cuento esto?¿Por qué sacar toda esta historia de la manga, como si yo fuera el único que la sabe?Pues porque amigos míos, todo esto se ha acabado. Según recientes declaraciones de Daron Albarn, no habrá nada más de todo esto. Aunque la reciente reunión y gira de Blur presagiaban lo contrario, el concierto que ofrecerán como clausura de los juegos olímpicos de Londres será la última vez que estén juntos. El rumor de un nuevo disco se queda en eso, un rumor. Y de Gorillaz tenemos las mismas. Tras la publicación de un recopilatorio de singles y un nuevo disco, The fall, parecía que la banda se encontraba en un momento fuerte de su carrera, pero la cosa se ha quedado en nada. Parece ser que Albarn no estaba contento con el trabajo de Hewlett y ha decidido acabar el proyecto. Adiós Blur, adiós Gorillaz. Este hombrecillo tenía en las manos dos de los mejores y más lucrativos proyectos y ha decidido sacrificarlos en la cima de su carrera antes de alargarlos y convertirlos en un chiste. Como ya digo, los tiene bien puestos

No nos asustemos, hay muchos más proyectos con su firma esperándonos. Recientemente ha publicado un álbum llamado Rocket Juice and The Moon junto con el bajista de Red Hot Chilli Peppers, Flea, y el batería con el que grabara The good, the bad and the queen, el disco de la banda sin nombre. Disfrútenlo y esperemos nuevas joyas de este culo inquieto.

Marcos



viernes, 13 de abril de 2012

100 días, 30 razones para decir basta


Pues sí, cien días han pasado ya desde que los españoles recibimos la alegre noticia de tener nuevo Gobierno y, como todos habréis podido comprobar, la situación de nuestro país ha cambiado muchísimo. Dejando la ironía de lado, muchas cosas han cambiado, y ninguna para bien. Ya sabíamos que la simple presencia del nuevo presidente no iba a servir para solucionar nada a pesar de las profecías que éste y los de su partido habían lanzado desde la oposición.

Sin culpar de todo al gran Mariano, pues ser un pelele de tal calibre no es tarea fácil, la situación en la que nos encontramos el conjuntos de los españoles me parece mucho más preocupante de lo que me parecía hace algunos meses.

Los que gritaban a los cuatro vientos que unos y otros eran iguales, ahora callan ante el giro que han tomado las políticas sociales. Pero, para ser honestos, poco importa ya quien se sitúe al frente del ejecutivo. Tarde o temprano (más tarde que temprano) la economía española se recuperará y el número de parados comenzará a descender. A lo que debemos temer es a la situación que nos encontremos cuando esto pase, pues vaticino que las consecuencias serán catastróficas. De momento, en sólo cien días creo que hay motivos suficientes para decir basta. Por ello, he querido hacer un resumen de 30 de las muchas razones por las que creo que todos deberíamos salir a la calle y luchar de forma activa por recuperar el control de nuestro futuro.

  1. Descenso de la indemnización por despido improcedente de 45 a 33 días por año trabajado.
  2. Aumento de las causas que posibilitan el despido procedente. Entre éstas podemos destacar las ausencias repetidas y justificadas, el rechazo a una bajada de sueldo o el descenso en los ingresos de la empresa. 20 días por año trabajado y hasta siempre.
  3. Posibilidad de aprobar EREs sin necesidad de autorización administrativa, lo que supone por lógica peores condiciones en las indemnizaciones por despido colectivo.
  4. Los convenios particulares se anteponen a los convenios colectivos.
  5. Contrarreforma del aborto, adornada como defensa del derecho a las mujeres a quedarse embarazada. Al mismo tiempo, han suprimido el plan de creación de guarderías y han aplazado otro año la ampliación del permiso de paternidad a cuatro semanas. Coherencia.
  6. Amnistía fiscal para los defraudadores, que podrán blanquear el dinero que han ido robándonos a todos con una simple multa del 10% y sin ninguna consecuencia penal.
  7. Al mismo tiempo, han sustituido todos los altos cargos de la Oficina Antifraude (esos mismos que investigaban la trama Gurtel, entre otras) y sólo se van a reponer uno de cada diez inspectores que se jubilen. Por cierto, al frente de esta oficina colocan a Pilar Valiente, principal responsable político del caso Gescartera. El sueño de cualquier defraudador, si señor.
  8. Recorte del 20% en el ministerio de Educación. Más aún, 60% de reducción en universidades y 160 millones en becas. Y otros 3.000 millones extra, por si era poco, aunque aún no sabemos sobre que partidas educativas se hará. Probablemente aumentará el número de alumnos por aula y descenderá el sueldo de profesores. Ya sabemos, un pueblo inculto es mucho más fácil de adoctrinar. Y que estudien carrera los que puedan pagarla, ¿ qué coño es eso de que un muerto de hambre sea igual de abogado que el hijo del cacique de turno?
  9. Para seguir con el tema educativo, a pesar de los recortes, no se van a eliminar las deducciones fiscales que se conceden en varias Comunidades, como Madrid, a los padres que llevan a sus hijos a colegios privados.
  10. Tampoco se le van a dejar de conceder los más de 11.000 millones de euros anuales a la Iglesia Católica, ni se le van a empezar a cobrar los más de 3.000 millones de impuestos que pagan todas las sociedades, y ellos no. Sinceramente, si no lo hizo un Gobierno socialista no esperaba que lo hiciera uno del Opus.
  11. A los bancos tampoco los van a tocar demasiado, y si lo hacen será para volverles a inyectar dinero. Lo de la tasa Tobin (impuesto para las transacciones financiera) se deja para momentos más graves. Éstos, mientras tanto, siguen destrozando la economía doméstica ante su negativa a dejar fluir el crédito entre hogares y pequeñas empresas..
  12. El número de parados, a pesar de la gran inyección de confianza que supuso el nombramiento de Rajoy para las empresas, no ha dejado de aumentar, todo lo contrario. En el último trimestre de 2011 (de este dato podemos seguir culpando al de la ceja) 300.000 parados más. Y para este primer trimestre de 2012 (este dato ya podría ir asumiéndolo el barbas, aunque me extraña) se prevén otros 300.000, casi nada. En total más de 5.500.000 personas que quieren trabajar y no pueden. ¿ No sería esto motivo más que suficiente para decir basta?
  13. Tampoco ha servido la simple presencia de nuestro Presidente para calmar a los mercados. La tan manida prima de riesgo está rozando estos días máximos históricos.
  14. Lo mismo pasa con los índices bursátiles. Esta semana han llegado el mínimo anual. Y esto sólo se consigue, como decía Rajoy, con ¡¡¡confianza!!!
  15. Más recortes. Para las personas dependientes, este año, 0 euros. Que se las apañen como puedan.
  16. En Sanidad, además de un 20% menos en los presupuestos, otros 7.000 millones de recorte extra. Tampoco sabemos en qué partidas, pero apuesten: copago por acudir a urgencias, descenso de salarios, listas de esperas interminables,... Pero nada que vaya a afectar a la salud, sobre todo a la de ellos, que van todos a la privada. Cuando por alguna tontería muera alguien esperando a ser atendido en urgencias, veremos la que se lía.
  17. Y puestos a recortar, qué mejor que un 42% en ayudas para el acceso a la vivienda. Eso sí, acompañado de la recuperación de la desgravación por compra de hogar. Coherencia. Y mientras tanto, el precio de los pisos sigue bajando muy poco a poco. ¡¡Viva la nueva burbuja inmobiliaria!!
  18. No todo podía ser malo en la reforma laboral, por ello aprobaron bonificaciones a las empresas que contrataran jóvenes (aunque fuera a costa de despido gratis antes del año). Para ello, nada mejor que reducir en 1.500 millones de euros lo destinado a políticas activas de empleo, es decir, el dinero para pagar esas bonificaciones, entre otras cosas.
  19. Puestos a volver a los años 50, tendremos que seguir dedicándonos al turismo de baja calidad y al sector primario. Para ello 2.000 millones menos de inversión en I+D+i. Quién quiera investigar y ser productivo que se vaya a Alemania o Japón, que allí seguro que encuentra un hueco.
  20. Y el empeño en volver a los años 50 también sirve también para dar carta blanca a los nuevos “grises” a la hora de reducir manifestaciones. Si son alumnos de instituto que cortan una calle pacíficamente reclamando mejores condiciones, se les da un par de palos con la porra y que aprendan.
  21. Pero esto último va a acabarse, porque se van a hacer pocas manifestaciones. Resulta que, con la reforma del Código Penal, difundir a través de Internet convocatorias que acaben en actos violentos será delito. Si, por ejemplo, comparto en Facebook una convocatoria estudiantil en mi ciudad en la que acaban habiendo enfrentamientos con la autoridad, soy delincuente. No necesito ni moverme de mi casa.
  22. Si decido moverme del sofá, acudir a la convocatoria, y protestar pasivamente (por ejemplo, cortando una calle sentando en el suelo) se me juzgará por delito de atentado contra la autoridad pública.
  23. Más aún, si estoy tan indignado que en la misma manifestación acabo protagonizando actos violentos, se considerará esta actuación como acto terrorista.
  24. Se me juzgue por una cosa o por otra, mi defensa judicial no será fácil. Si soy declarado culpable en primera instancia y decido reclamar la sentencia, tendré que pagar las costas de esa reclamación. Así que, si no se dispone de recursos suficientes, a conformarse con lo que nos venga.
  25. Pero este no será un problema universal. Veréis como el señor Urdangarín, en el caso poco probable de ser declarado culpable, se pasa años de reclamación en reclamación hasta que en alguna de ellas se encuentre un rescoldo judicial por el que evite ir a la cárcel. Todo esto, por supuesto, pagado por el dinero que recibe su suegro de todos los contribuyentes.
  26. El señor Camps y alguno más no tendrán ese problema, pues encontraron pronto el apoyo del jurado popular (y tan Popular). Tampoco tendrá problemas el juez Garzón, que hasta dentro de 11 años no puede contribuir a hacer justicia en España, esa que tanta falta nos hace.
  27. Todas estas medidas, por supuesto, no las ha anunciado el Presidente Rajoy en comparecencia en el Congreso o en rueda de prensa antes todos sus ciudadanos. En realidad, hace tiempo que no da explicaciones ni acepta preguntas Es más, si de repente se ve rodeado de periodistas ansiosos por conocer sus opiniones, huye despavorido cual niño de 5 años. Lo que él decía, ¡¡confianza!!
  28. En lugar de eso, se ha dedico a enviar notas de prensa anunciando 10.000 millones de euros de recortes en Educación y Sanidad, o ha mandado a sus ministros a presentarnos estas medidas. Ministros y miembros del partido, por cierto, que han sufrido en pocos meses un cambio radical en sus opiniones. Como por arte de magia, dónde subir los impuestos era la muerte de nuestra economía, ahora es totalmente necesario; dónde la amnistía fiscal era injusta, ahora es aconsejada por la OCDE; y dónde no se iban a tocar Educación, Sanidad ni pensiones, ahora se toca todo lo que les salga de los mismísimos.
  29. Pero ellos no se sienten responsables, de hecho no lo son, y por ello en la comparecencia donde anunciaban tan duras medidas se dedicaban a gastarse bromitas. Los verdaderos culpables son los de siempre. El BCE, presidido por uno de los máximos responsables del blanqueo de las cuentas griegas; las agencias de calificación, que siguen decidiendo cuan fiable es un país, a pesar de no haber predicho nada nunca; Alemania y sus bancos, que van a estar cobrando intereses hasta que el Sol se apague; y así muchos más, excepto nosotros, que no somos responsables de nada porque no decidimos nada.
  30.  Por último, quizás la razón más importante para decir basta y salir a la calle es la comparación entre dos de los países más afectados por la crisis. Islandia y Grecia.
    El caso de Grecia es conocido por todos: engañaron a la UE sobre su déficit real, con la consecuente intervención, que supuso la obligación de aceptar medidas durísimas por parte de los griegos. Tanto fue así, que el presidente electo decidió realizar un referéndum al pueblo para aceptar estas medidas o no. Rápidamente, la mecánica europea se puso en marcha, el presidente se vio obligado a dimitir, y colocaron en su lugar (sin elecciones, por supuesto) a un tecnócrata afín. Las consecuencias han sido el hundimiento de su economía, un aumento enorme de la pobreza en el país, y la desprotección total de sus ciudadanos, que cuando quisieron reaccionar se dieron cuenta que era demasiado tarde.

    El caso de Islandia es bien diferente. Cuando empezaron a notar que habían sido engañados y utilizados por banqueros y políticos salieron a la calle, y no pararon hasta que consiguieron lo que querían. Los responsables de su desastre financiero fueron juzgados, y muchos de ellos están en la cárcel. Los responsables políticos fuera de las instituciones, y alguno también ha pasado por los juzgados. ¿ Qué han conseguido? En primer lugar, justicia. En segundo lugar, libertad de decir su futuro por ellos mismos, pudiendo asumir así las consecuencias. Y tercero, prosperidad económica. Tras una condonación a la población de la deuda con sus bancos superior al 100% del PIB del país, en estos momentos Islandia es el país europeo que tiene una mayor tasa de crecimiento.

    Como vemos, hay dos caminos. La resignación o la lucha. Si seguimos los ejemplos más cercanos, lo primero sólo les ha servido a los griegos para tener menos crecimiento económico, más paro y un empeoramiento enorme de las condiciones de vida. Con la lucha, los islandeses han conseguido justicia, libertad y prosperidad. No sé si los españoles estaremos a tiempo pero, por si aún lo estuviéramos, ahí dejo sólo 30 de tantas razones que tenemos para decir basta.

@Elfara_chico

miércoles, 11 de abril de 2012

La triple corona.


Este pasado fin de semana comenzó el Mundial de motociclismo con la disputa del primer gran premio de los 18 en total que se van a correr de aquí a final de temporada. Los vencedores en las tres categorías; moto GP, moto 2 y moto 3, han sido españoles. Otro triplete más.

Siempre he sido un gran aficionado al motociclismo, el cual me parece un deporte emocionante y que recomiendo insistentemente que sea seguido por los aficionados a deportes del motor. Nuestros pilotos siempre han tenido un papel protagonista en todas las categorías, que se ha incrementado enormemente en estos últimos años. Es agradable ver como gana un compatriota y la emoción de luchar hasta el final del campeonato, siempre manteniendo las posibilidades. Desde los tiempos de Ángel Nieto, que aún a día de hoy con sus 12+1 títulos se mantiene entre los tres primeros puestos, hasta hoy en día con el gran abanico de pilotos que tienen posibilidades de ganar. Los Lorenzo, Pedrosa y compañía nos hacen pasar unas horas tensas, en vilo y casi siempre con un final apretado e intenso. En las otras dos categorías inferiores tenemos a Nico Terol, Marc Marquéz, etc. que están siempre dispuestos a luchar en todas las carreras arriesgando al máximo. Admirables todos y cada uno de ellos.

Ya he mencionado a Ángel Nieto que sorprendió a sus contemporáneos con ese número tan peculiar de campeonatos del mundo. Luego vino la época de Ricardo Tormo, Sito Pons, Jorge Martínez “Aspar”, etc. Pero hasta la llegada de Alex Crivillé ningún español había conquistado el mundial en la categoría de 500 cc., logro que consiguió en 1999 ante un público español entregado al piloto. Aún sigue siendo el único que lo ha conseguido en esa modalidad bajo ese nombre. Hasta que Jorge Lorenzo en 2010 ganó en la categoría reina de Moto GP. A pesar de haber destacado poco en la máxima categoría tenemos un total de 36 títulos mundiales en las diferentes categorías que han ido apareciendo y desapareciendo. Lo que nos coloca en la tercera posición sólo superados por Italia con 75 y Reino Unido con 44. Tenemos la posición de medalla de bronce en un deporte que lleva más de 60 años disputándose a cargo de la F.I.M (Federación Internacional de Motociclismo) y algo más de 100 años desde que se disputó el considerado primer título mundial de motocicleta en 1905, ganado por Alessandro Anzani.

La repercusión de las victorias españolas en motociclismo quedó un poco eclipsada con la nueva moda de la Fórmula 1, cuando Fernando Alonso comenzó a despuntar en la escudería Renault. Puede ser que fuera porque nos acostumbraran siempre a estar entre los 3 primeros y que en mundial de coches nunca hubiéramos hecho nada grande, pero es una pena que no se le de la importancia que se merece. Pero a pesar de esa disminución del interés hacia este mundial, he de decir que la gran mayoría se debió a aficionados de televisión, porque las movilizaciones de moteros a los circuitos españoles donde se celebran Grandes Premios sigue siendo espectacular. Podríamos compararlo con el ambiente de un festival de música en nuestro país. Creo que los medios deberían prestarle la atención que se merece, sé que depende mucho del número de espectadores y de la publicidad, y que en base a eso los medios de comunicación dan más importancia a unos deportes que a otros. Pero se está haciendo algo grande en el motociclismo, eso es innegable.

Tres carreras en una mañana, velocidad, adelantamientos, pasadas, etc. estos son los ingredientes de un domingo de un Gran Premio de motociclismo y creo que da lugar a un plato principal muy apetecible. Nunca va a dejar un mal sabor de boca, ya que siempre estamos en la vanguardia de la clasificación y los pilotos españoles no dejan indiferentes a los espectadores. Que cada vez más se van sumergiendo en el serpenteante trazado de cada circuito. Es una recomendación personal, ahí la dejo para el que se aburra un día y puede que acabe enganchándose a este deporte.


Javi (@javielnoval)

lunes, 9 de abril de 2012

Un bonito cadáver

El pasado jueves hizo la friolera de dieciocho años que Kurt Cobain decidió darse un tiro. Yo era demasiado joven para acordarme, pero supongo que debió doler (la noticia, no el tiro, supongo que le dolió a él). Muchas veces me he preguntado como hubiera seguido la carrera de Nirvana si no se hubiera quedado truncada. Puede que nos hubieran sorprendido con nuevas fronteras de rock alternativo, o puede que nos hubieran decepcionado y caído en desgracia compositiva. El caso es que nunca lo sabremos, que el magnífico In utero fue el imprevisto canto de cisne de la banda. El carácter autodestructivo de Cobain, unido a una larga lista de adicciones nos dejó sin grandes cantidades de música. Con el se fue un icono de una década, la voz que expresó lo que muchos no supieron. Tras dieciocho años, aún sigue muy presente en muchos corazones

Esto me hace recordar muchos otros que se fueron antes de tiempo. Muchos son los que deciden vivir deprisa y dejar un bonito cadáver. La lista es larga, y como nos gusta el morbo (admitidlo!!!) vamos a repasar algunas muertes prematuras, a ver si sacamos algo en claro.

1. Jim Morrison 1943-1971 (The Doors)
A los 27 años, como el propio Cobain y muchos otros, fue encontrado muerto en la bañera en su casa de París. La versión oficial es una muerte por paro cardíaco, aunque nunca se pudo probar ya que no hubo autopsia. Muchos dicen que fue la heroína, a pesar de que no era aficionado a ella. Pero de todas formas, si fue un paro cardíaco no fue debido a la vida de deportista que llevaba. Teniendo en cuenta las joyas en forma de canciones que nos dejó y que el último disco de The Doors con él en sus filas (L.A Woman) es considerado por muchos el mejor de la banda, quizás podríamos decir que aún tenía mucho que ofrecer al mundo de la música. Eso si, para alguien que escribe una canción basándose en una experiencia que tuvo en su niñez, donde afirma que fue poseído por un chamán indio, bastante duró.

2.Shannon Hoon 1965-1995 (Blind Melon)
Una sobredosis de cocaína se lo llevó, aunque por lo menos pudo llegar a los treinta. Este gran vocalista nos dejó tres grandes discos con su banda, Blind Melon, Soup y el publicado postumamente Nico, llamado este último en honor a su hija. A medio camino entre el rock setentero y el grunge de los noventa, estos tres discos recogen lo que podría haber sido el principio de una brillante carrera que, sin embargo, se acabó antes de empezar, y quien sólo los más aficionados sabemos de su existencia. ¿Aún os preguntáis quien es el de la camisa a cuadros que sale en el videoclip de Don't cry de los Guns and Roses? Pues es él, que parece ser que su hermana era amiga de Axl y colaboró en Use your ilusion I con segundas voces. Al final, esto del rock queda todo en familia.

3. Laney Staley 1967-2002 (Alice In Chains)
Alice In Chains, uno de los cuatro grupos del póker de ases del grunge. Su sonido era más cercano al metal que los otros, aunque también brillaba como ninguno en los registros acústicos. A nadie le sorprendió cuando una sobredosis apagó su llama. Otra alma atormentada que encontró escapatoria en el mundo de las drogas. Su inconfundible tono de voz revelaba una agonía en cada una de las oscuras letras que cantaba. El irónico destino decidió que su último aliento fuera el mismo día que su coetáneo Cobain, pero ocho años después, por lo que hablaríamos del décimo aniversario de su muerte. Un sacrilegio que se reformara la banda recientemente sin él.

4. Syd Barrett 1946-2006 (Pink Floyd)
Aunque no consiguió dejar un bonito cadáver, su mente se apagó mucho antes que su corazón. El que fuera miembro fundador de Pink Floyd y responsable de su magnífico debut The piper at the gates of dawn llevó demasiado lejos su afición por los alucinógenos (LSD mayormente). Tras un segundo álbum, sus compañeros de banda decidieron prescindir de él. Tras una breve carrera en solitario (dos discos en los que ya no se enteraba de lo que hacía) se retiró de todo a vivir con sus padres. Cuando Pink Floyd recibió su visita durante la grabación de Wish you were here nadie sabía quien era el gordo calvo que quería grabar su parte de guitarra. A principios de siglo un periodista se empeñó en entrevistarlo, para llevarse la sorpresa de que no se acordaba de quien eran Pink Floyd ni haber sido músico alguna vez. Con sesenta años nos dejó, después de casi una vida entera en el ocaso.

5. Eduardo Benavente 1962-1983 (Parálisis Permanente)
Encontró el éxito muy joven como componente de los Pegamóides, primer grupo que acompañó a Alaska. Tras la disolución de estos dedicó todo su esfuerzo a Parálisis Permanente, grupo que sembró la semilla de lo que sería la escena punk española. Tras solo dos EPs y un disco (El acto) Eduardo murió en un accidente de coche cuando se dirigía a un concierto en la plaza de toros de Zaragoza. Esta vez no se lo llevaron las drogas, sino la lluvia. Con escasos 20 años su vida y su creatividad se fueron dejándonos imaginando lo que hubiera pasado. Aunque su muerte no produjo la explosión mediática que la falsa muerte de Ana Torroja un año antes, su legado ha traspasado generaciones, tanto que aún se nombra como influencia y ha dado para dos discos tributo. Para que luego digan que en España nos quedamos atrás.

No se si de algo nos habrá servido este análisis. Aquí sólo presento unos pocos ejemplos de creatividad truncada, por unas causas o por otras. Desde la más profunda admiración, por su talento, no por sus vicios, desde aquí un humilde homenaje. Sus canciones nos acompañarán siempre.


Marcos


viernes, 6 de abril de 2012

Y al final, lo importante eran las personas


Escribiendo sobre los recientemente presentados Presupuestos Generales del Estado, me he enterado de la noticia del suicidio de un jubilado griego frente al Congreso de su país. Aunque, como a casi todos, la noticia me ha cogido por sorpresa y me ha producido un fuerte impacto, he comprobado que no es un hecho aislado en el país heleno, ni mucho menos. En los últimos años, Grecia ha pasado de ser el estado europeo con una menor tasa de suicidios, a encabezar esta macabra lista. Y esto no se debe a ninguna catástrofe natural, ni a las secuelas de ninguna guerra; es, ni más ni menos, consecuencia directa de la crisis económica que nos afecta a todos, con especial crueldad a los griegos. De ahí el título del artículo, pues lo que empezó siendo una crisis de grandes empresas y bancos, se ha convertido en un cúmulo de situaciones personales dramáticas.

Y los representantes políticos, cuya misión principal debería ser evitar en todo lo posible que sus ciudadanos tengan que vivir situaciones como ésta, nos dejan desamparados y se preocupan únicamente de intentar contentar a los mercados, al BCE, a las agencias de calificación y a toda esta panda de carroñeros neoliberales que se están enriqueciendo a costa del sufrimientos de la sociedad.

Un paso más en este sentido, si ya eran pocos, son los presupuestos que hace unos días presentaron la vicepresidenta junto con los responsables de Industria, Hacienda y Economía (al Presidente, como de costumbre, no se le vio la barba). Quise hacer el esfuerzo de escuchar completamente la rueda de prensa, y casi lo consigo, pero el asco que me produjo oír la risas y bromas de los ministros, al mismo tiempo que enterraban un poco más el futuro de los españoles no me lo permitió. En Italia, al menos, la ministra de Trabajo rompió a llorar en su comparecencia, conocedora de las consecuencias que iban a suponer las medidas tomadas. Los nuestros ni siquiera tienen esa decencia.

Pasando a analizar los presupuestos, es complicado encontrar algún punto con el que no estar en desacuerdo. El único objetivo que han pretendido alcanzar con los mismo es llevar a cabo una reducción brutal del déficit público, como así han ordenado desde la UE. Y ni esto se va a conseguir, pues las medidas van a contraer tanto la economía que, a pesar de los recortes, será muy difícil alcanzar el objetivo de 5,3% que se ha dictado desde Europa. Los que todavía defienden que ésta es la única manera de afrontar la crisis llevan mucho tiempo dándose de bruces contra la realidad, y en España ya no esperamos crecer ni parar la sangría de parados hasta más allá del 2013.

A pesar de la gran confianza que tienen en Rajoy sus colegas de la UE, la inmensa preparación de sus ministros, y la creatividad y efectividad de sus medidas, parece que la situación española no va a hacer más que empeorar. Pero claro, esto seguirá siendo durante muchos años culpa "del tío de la ceja" (concretamente hasta que nuestra economía empiece a crecer y descienda la tasa de paro).

Obviando todo el párrafo anterior y dando por hecho que es absolutamente necesario para nuestra recuperación un recorte de 27.000 millones de euros, la decisión de más calado era de dónde recortar esos 27.000 millones. En este sentido, lo único que puedo decir de los presupuestos es que me parecen repugnantes, inadmisibles, y absolutamente ineficaces. Y me lo parecen, por muchos motivos. Primero, porque no hacen más que incrementar el principal problema de nuestra economía, el número de parados. Segundo, porque son totalmente incoherentes con otras medidas aprobadas por el mismo Gobierno y con sus declaraciones cuando estaban en la oposición. Y, por último, porque algunas de las medidas son absolutamente injustas y suponen otro golpe más para el futuro de clases medias y bajas.

Ya nos podemos dar cuenta de todo ello solamente observando el plan estrella de los presupuestos: amnistía fiscal para que los que han estado defraudando al fisco durante años y años puedan declarar (o mejor dicho, blanquear) ese dinero sin ninguna consecuencia penal, pagando sólo una “multa” del 10%. Explicado de manera práctica: imaginad dos autónomos que comenzaron su carrera laboral al mismo tiempo, los dos con mucho éxito. El primero de ellos, puesto que ganaba mucho dinero, pagaba cada año por el IRPF un 52% de sus beneficios. En cambio, el segundo prefirió no declarar gran parte de su dinero, llevando éste a cuentas de países extranjeros, paraísos fiscales, o guardándolo a la vieja usanza “debajo de la losa”; por tanto, sólo pago IRPF por la pequeña parte de sus beneficios que había declarado (encima un porcentaje inferior, pues sus ingresos declarados eran menores). Ahora, con la medida aprobada, el segundo de ellos podrá “blanquear” todo el dinero que había defraudado durante estos años sin ninguna consecuencia penal y, además, sólo tendrá que pagar una multa del 10% de ese dinero, en lugar del 52% que fue pagando cada año el primer autónomo.

Supongo que todos pensamos que esta medida es tremendamente injusta y supondrá un acicate para aquellos que se jactan de declarar a Haciendo “lo que les da la gana”. Además, su repercusión sobre las arcas del Estado, aún cumpliéndose las optimistas perspectivas de recaudar 2.500 millones, parecen insignificantes comparadas con otras cifras (por ejemplo, sin intención de resultar pesado, se calcula que la Iglesia Católica deja de pagar cada años en impuestos como “la contribución” o el de donaciones más de 5.000 millones). El Gobierno sabe bien lo injusta e ineficaz que es la medida, y así lo dejaron patente hace poco más de un año cuando se rumoreaba que el ejecutivo socialista haría lo mismo. Pero recordemos, como dato anecdótico, que los actuales ministros de Hacienda y de Economía eran socios de una de las más importantes asesorías fiscales del país y, probablemente, muchos de sus clientes serán ahora los más favorecidos.

Si seguimos echando un vistazo a las partidas de gasto, vemos como algunas de ellas no sólo han sido recortadas, sino directamente reducidas a cero. Es decir, no van a recibir ni un sólo euro. Entre éstas, las que más me han indignado son las de ayudas para personas dependientes, el fondo de integración de inmigrantes, o la lucha contra el sida. Lo que el Gobierno viene a decirnos es: “en estos tiempo de crisis, los inmigrantes, las personas dependientes y los enfermos de sida nos importan una mierda. Que se las apañen como puedan”. Así de simple, y así de duro.

Seguro que muchos habéis escuchado infinidad de veces que el problema principal de la economía española es su falta de productividad y de cualificación. Y para lograr incrementar la productividad de una economía no hay más salida que multiplicar las inversiones en I+D+i e incentivar la educación superior. Aquí también se han lucido: recortes de más del 20% en Educación, incluyendo una reducción del 60% en gastos universitarios y de 160 millones en becas; 2.000 millones menos para Investigación; reducción del 10% en las deducciones empresariales (estas deducciones sirven para incentivar a las empresas a la hora de compaginar sus actividad ordinaria con otras relacionados con investigación, conservación de obras culturales,...). Es decir, en los próximos años estaremos, más aún, a la cola de los países desarrollados en cuanto a educación, investigación y, por consiguiente, en cuanto productividad. Justo lo que nuestra economía necesita para reactivarse...

Pero podemos seguir. En tiempos como los actuales donde adquirir una vivienda se hace a veces imposible por la falta de crédito y con un sector inmobiliario totalmente paralizado, ¿ sabéis que decide nuestro Gobierno? Reducir un 42% las ayudas para acceso a la compra y alquiler de viviendas.

Y, por si todo esto era poco, me tocó escuchar al ministro Montoro explicar por qué van a recortar en 1.500 millones de euros las políticas activas de empleo, las cuales sirven para incentivar y fomentar la contratación, desarrollar programas de formación o facilitar la movilidad geográfica, entre otras muchas actividades. Pues dijo el señor ministro que no se pueden mantener algunas actuaciones sólo porque el nombre quedo bonito, y se quedó tan ancho. Si estas actuaciones no son importantes con más de 5 millones de parados, apaga y vámonos. Pero es más, choca frontalmente con muchas de las medidas aprobadas en la reforma laboral, donde se bonificaban a empresas con dinero público para favorecer la contratación. Es decir, por un lado se ofrece dinero público a empresas y, por el otro, se reduce el dinero que debería ir destinado a esos fines. Ellos se lo guisan y ellos se lo comen.

Si ya de por sí todos estos presupuestos producen rabia y preocupación, estos sentimientos se recrudece cuando uno los cruza con otros datos. Por ejemplo, los recortes en el ministerio de Presidencia, en la Casa Real y en la Iglesia Católica han sido, respectivamente del 3,8%, 2% y 0%. Y, como dijimos antes, cobrando los impuestos de cualquier otra sociedad a la Iglesia se recaudarían más de 5.000 millones; los equipos de Primera división deben a Hacienda más de 700 millones de euros, y siguen aumentando la cifra; una buena parte del gasto público va destinado exclusivamente al pago de intereses, muchos de ellos creados por el dinero prestado por este Gobierno y el anterior a bancos que ahora se niegan a dejar fluir el crédito; por cierto, se ha decido no introducir ningún tipo de impuesto a grandes fortunas, ni a empresas con muchos beneficios, ni a los propios bancos. Y así podríamos seguir un buen rato con datos y datos que no harían más que aumentar nuestro malestar.

Y esto no debe preocuparnos porque bajen las Bolsas, suba la prima de riesgo, España entre en recesión o las agencias de rating nos den una mala calificación. La crisis ha dejado de ir por ahí. Ahora la preocupación se debe centrar en la sociedad. En familias con todos sus miembros en paro que resisten gracias a la ayuda de familiares y amigos; en personas desahuciadas de las casas que han estado pagando durante muchos años y que ahora no tienen donde ir; en personas dependientes que ven como les retiran la única ayuda que tenían; o en jóvenes que no podrán estudiar si no reciben la beca correspondiente. Esta crisis social de la que hablo se ha formado por culpa de la económica, y por la mala gestión que nuestros dirigentes han hecho de ella. Y es tan dura y tan cruel como para que un jubilado griego que vivía de forma tranquila decida suicidarse delante del Parlamento, según la nota que dejó, por no acabar buscando comida entre la basura. Para que en España la situación sea tan dura no queda mucho, así que lo único que nos queda es reflexionar profundamente sobre ello y actuar antes de que sea demasiado tarde.

@Elfara_chico

miércoles, 4 de abril de 2012

Un ejemplo para todos


Todas las temporadas desde que tengo memoria futbolística, que no es muy alargada, existe el denominado equipo revelación de la temporada. Ejemplos claros fueron aquella Real Sociedad que estuvo muy cerca de ganar la Liga, el Villarreal en sus inicios, o en la pasada campaña el Mallorca, despojado de la competición europea por la situación económica. Pero el que realmente me ha sorprendido gratamente es el de este año: Levante UD.

Un equipo que empezaba la temporada 08/09 en Segunda División en manos de Luís García como entrenador y una deuda de 89 millones de euros, habiendo presentado la suspensión de pagos en Julio de 2008, y pese a todas las dificultades y uno de los presupuestos más bajos de Segunda, consiguieron su cuarto ascenso a Primera a finales de la temporada 09/10. Gracias a una política económica muy austera consiguieron desvincularse del concurso de acreedores en Septiembre de 2010. Esta política se ha basado en fichar barato, y tan barato que desde la llegada del actual presidente Francisco Catalán se ha fichado 40 jugadores a coste cero. En sus estatutos también se incluye que una parte fija del presupuesto anual se destine a la eliminación de la deuda y pago a acreedores ordinarios (ejemplo que deberían tomar muchos equipos de Primera y Segunda). Otra cosa importante es la media más baja de salarios de jugadores de todos los equipos de la Liga BBVA. Llevar a cabo estas medidas en un equipo que generó la pasada campaña el 2% de los ingresos que consiguió el Real Madrid es digno de admirar. Con todo esto nos plantamos en el verano de fichajes de 2011, en el que el Levante se gastó la desorbitada cantidad de 450.000 euros en doce jugadores (¡qué despilfarro!) y con las ventas se embolsó ocho millones de euros.

Comenzó la temporada con 3 empates consecutivos y llegó la primera gran sorpresa en la cuarta jornada: 1-0 al Real Madrid. Quiero destacar que la proporción de derechos televisivos que recibe el Levante es de 11-1 con respecto del Barcelona y el Madrid. Pasadas cinco jornadas de esta gesta y siguiendo en la senda de la victoria, el Levante UD. se coloca líder de Primera División en la jornada nueve, a uno y dos puntos del Madrid y Barcelona respectivamente. Terminada la ida de la temporada, nuestro modesto equipo se encuentra el la cuarta posición con 31 puntos. Estoy seguro de que su objetivo a principio de la campaña era la permanencia, pues siempre se dice que con 34 puntos un equipo está prácticamente salvado. Objetivo cumplido en la jornada 25 y posiciones europeas, de Champions.

La temporada continúa y se va acercando a su final, a menos de 10 jornadas para que se acabe nuestro equipo revelación se encuentra con 45 puntos, asentado entre los 7 primeros. Un equipo del que algunos jugadores huyeron debido a mejores contratos en Segunda y al cual los agentes de otros jugadores le dan con la puerta en las narices, ya que la comisión que pueden obtener por vender a “su jugador” al Levante no la consideran adecuada.
video

Muchos equipos deberían seguir su ejemplo debido a cómo se encuentra la situación económica en el fútbol español actualmente. No es fácil lo que el Levante ha hecho, seguro que la suerte también ha influido. Ya que pensando objetivamente, con ese presupuesto y con ese equipo esta temporada se hubiera visto luchando por no descender. Pero ese sacrificio se ha visto recompensado con esto, un lugar privilegiado en la tabla y la seguridad de que la campaña que viene volverá a estar entre los más grandes del fútbol español.


Mi más sincera enhorabuena a este equipo que está luchando tanto deportiva como económicamente. Ha hecho lo que muchos otros equipos deberían hacer voluntariamente, y si no fuera así se tendrían que tomar medidas más drásticas contra ellos. Las cosas están como están porque algunos lo han querido así o han sido demasiado tontos para no darse cuenta de a dónde llevaban sus acciones. Espero que se tome como ejemplo el gran esfuerzo realizado por equipos como el Levante.


@javielnoval